Apoyan constructoras a remover escombros

En esta primera fase la ayuda es gratuita; esperan que se libere dinero del Fonden
El presidente Enrique Peña Nieto se reunió ayer por primera vez en el año con integrantes de su gabinete. Les pidió mantener una constante vigilancia para evitar incrementos injustificados en los precios de productos y servicios. (FOTOS: PRESIDENCIA)
13/09/2017
02:27
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) que agrupa a 10 mil constructoras en el país está apoyando en labores de limpieza de escombros y liberación de vías en las zonas afectadas por el sismo en Oaxaca y Chiapas.

El presidente de la CMIC, Gustavo Arballo, dijo que en una primera fase las constructoras cercanas a las zonas afectadas ayudan de manera gratuita y voluntaria, con todo el personal y maquinaria necesarios para liberar los caminos y carreteras, para que pueda llegar la ayuda a la población.

“El presidente de la delegación, en este caso Oaxaca, genera un esquema donde se hace un inventario de la zona y se participa de manera solidaria y sin esperar nada a cambio en una primera fase de emergencia. Se apoya con maquinaria y personal para abrir los caminos, para llevar víveres, agua y rescatar heridos o cadáveres”, explicó.

En esta etapa las delegaciones de CMIC en Oaxaca y Chiapas se coordinan con Protección Civil.

En una segunda etapa, a la cual aún no llegan, los constructores esperarán a que el gobierno federal determine con qué recursos del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden) se realizarán las labores de reconstrucción o, en su caso, si se determina alguna partida especial.

El lunes, el presidente Enrique Peña Nieto hizo un llamado a las grandes constructoras del país a ser solidarias con las personas que perdieron sus viviendas en el terremoto del 7 de septiembre y a sumarse al proceso de reconstrucción en Chiapas y Oaxaca.

“Los recursos los asigna un fondo de desastres, el Fonden, que irremediable cada determinado año hay algún desastre o emergencia y ahí hay recursos. O el gobierno tiene la facultad de asignar recursos de una partida no ejercida correctamente o de reasignar recursos a esa necesidad”, indicó Arballo.

El presidente de la CMIC sugirió que el Infonavit destine recursos para dinamizar el tema de vivienda y urbanización en esa zona.

Una vez que el gobierno federal determine los recursos que el Fonden asignará, cada empresa constructora evaluaría cómo participar en esta convocatoria.

Para hacer un estimado del dinero requerido se necesita conocer el número exacto de viviendas destruidas y evaluar los daños a otro tipo de infraestructura.

Sobre la calidad de las viviendas que colapsaron, el presidente de la CMIC agregó que los principales daños fueron en casas viejas o de adobe que se construyeron antes de la actualización del Reglamento de Construcción en Oaxaca, aunque estén en zona sísmica de alto riesgo.

“Sí hay reglamento, pero son comunidades con muchos años de construcción y a veces esos municipios se manejan de manera autónoma. Son casas viejas, no son construcciones modernas”, agregó.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS