Apoyan a artesanos con página de internet

Cempa Market es una nueva plataforma digital que ayuda a productores mexicanos a ofrecer sus artículos; los emprendedores se dicen convencidos de su labor social

Apoyan a artesanos con página de internet
Uno de los primeros proyectos que acogió Cempa fue el de don Lauro Rivera, quien se dedica a la producción de miel. Fotos: CORTESÍA
Nación 24/10/2020 04:10 Guadalupe Jima Actualizada 04:10

México está hecho de persistentes. Ejemplo de ello es el equipo formado por Enrique Vázquez, Alejandro Soriano, Maryam Sánchez, Ijsihara Palestino, Enrique Barreiro y Andrea Mendieta, estudiantes del Tecnológico de Monterrey, cuyo proyecto Cempa Market acerca a emprendedores de zonas rurales al comercio digital.

En palabras de Alejandro Soriano, Cempa Market tiene por objetivo conectar a productores locales y artesanales con clientes de todo el país. Desarrollan un sistema especializado para cada emprendedor.

Ellos se encargan de envíos y empaquetado, así como de la creación de una tienda virtual en esta plataforma. Todo esto sin un costo para los productores, pagándoles el precio justo de sus artículos.

Alejandro y Enrique son los creadores de esta iniciativa, cuyo nombre tiene inspiración en la flor de Cempasúchil, pues buscaban tener un símbolo de la tradición mexicana.

“Le dejamos Cempa porque queremos abarcar a otros ámbitos de la producción mexicana y no sólo al cultivo de flores”, detallan. Cuando un negocio se une a Cempa Market, lo primero que llegan son las fotos, pues esta alianza sabe que lo visual es fundamental en el mundo digital.

Es necesario que los productores y artesanos les den información de sus artículos. Cuando tienen todos esos elementos, los estudiantes suben los datos a la página y crean una tienda personalizada para cada vendedor.

A partir de ahí, evalúan cuál será la dinámica de entrega. En su mayoría, Cempa Market acoge a emprendedores pertenecientes a la tercera edad, ubicados en Xochimilco o sus alrededores, por ello han tenido que romper con los prejuicios que encierra lo digital. Aunque ahora se han sumado productores de otros estados.

“La gente de todas la edades puede entrar al comercio digital”, y ahora, en tiempos de cuarentena y epidemia, para los vendedores se ha vuelto vital acercarse a las ventas en internet, dicen. Cuando iniciaron, don Lauro Rivera y su proyecto de miel Quinta Los Sabinos fue el primero en integrarse a este plan.

Forman parte de Quinta Los Sabinos: Maricela Gómez, María del Carmen Estrada, Jade Estrada y, por supuesto, don Lauro.

Después de algunas semanas, se han sumado Catrinas Lidia, Viveros Sánchez Espinoza, Sonia Vivero y Vivero Amor de mis Amores. Todos ellos originarios de Xochimilco.

El dinero obtenido a partir de cada compra es relegado al artesano correspondiente.

“Por ahora no obtenemos recursos; sin embargo, apuntamos a ganar patrocinadores que nos permitan continuar con nuestra misión”, comenta Enrique.

cempa1_116477981.jpg
La mayoría de los emprendedores inscritos en el proyecto son de la tercera edad y ahora están innovando y aprendiendo de las nuevas tecnologías, dicen los jóvenes.
 

Intentar y volver a intentar
 

Lauro Rivera, nativo de Xochimilco, tiene ocho años dedicándose a la apicultura. Todo inició a su regreso de Morelos, después de 30 años de vivir en dicho estado, pues no contaba con una vivienda, así que pidió apoyo a la asociación Un Techo para Mi País, en donde le dijeron que tenía que formar un grupo de trabajo en la comunidad para recibir ayuda.

A don Lauro, el primer aliado de Cempa, lo conocieron previamente en un trabajo escolar de Responsabilidad Social y Ciudadanía. A partir de ese momento permanecieron en contacto.

Así que cuando comenzaron a buscar candidatos para su alianza, el oriundo de Xochimilco fue el rostro que les vino a la mente.

Un valor agregado es la creación de publicidad diseñada con base en cada cliente. Son campañas en internet enfocadas en ventas. Este servicio es dirigido por Maryam, estudiante de Comunicación; sin embargo, cada vendedor colabora en la creación y diseño para que “sientan que sus productos son honrados y se les atribuya la importancia que poseen.

“Consideramos que somos una familia mexicana comprometida con más familias mexicanas”, así se define este equipo, donde sus miembros han encontrado una forma de ayudar entre risas y videollamadas, pues son los elementos fundamentales para la existencia de Cempa Market, un proyecto naciente en tiempos de pandemia.

¿Suerte o trabajo duro?
 

Iniciaron con un estudio de mercado que les permitiera vislumbrar el panorama al que se enfrentaban; sin embargo, el proyecto no pudo ver la luz hasta el mes de abril. Ahora se reúnen a la distancia una vez por semana para determinar mejoras en su sistema.

De dicha investigación, una de las conclusiones que los animó a emprender es que “las personas están buscando formas diferentes de apoyar a los productores locales, pero la distancia obstaculiza que compren su mercancía”, asevera Alejandro.

El equipo está seguro de que pueden contribuir a mejorar la calidad de vida de muchas personas. “Es importante y necesario que la gente pueda aspirar a vivir más allá del día a día”.

En estados como Tabasco, Morelos y Michoacán emprender un negocio es difícil, pues la esperanza de vida del comercio es la más baja del país, mientras que en Baja California Sur y Yucatán, al ser principales sitios turísticos, un establecimiento posee más oportunidad de conseguir éxito, destaca el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Cempa Market permite que en cada tienda se pueda comprar por medio de tarjetas de crédito y débito. “La primera venta que hicimos fue de 500 pesos, era poco, pero por algo se empieza”, recuerda Maryam.

Como meta a largo plazo, les gustaría trabajar con emprendedores de los estados de la República, pues dicen que artesanos hay en todas partes. Ahora están formando alianzas con el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), a fin de lograr un contacto más directo y rápido con otros productores.

“Estas propuestas son necesarias, pues demuestran que México no sólo es un país consumidor, sino que tiene potencial para ser productor y ofrecer artículos útiles y de calidad”, afirma Andrea.

Alejandro define: “Cempa Market es la oportunidad de apoyar a las personas. Siempre quise emprender un proyecto que pudiera beneficiar a la sociedad y mejorar la calidad de vida de mucha gente. Me pasé años buscando la manera y la encontré”.

Don Lauro asegura que “cuando se quiere, se puede. Empecé desde cero, pero la necesidad me hizo buscar la forma”. Las ganas y el compromiso son elementos que hacen la diferencia entre emprender con éxito o no. Ahora, todos los días se dedica a trabajar entre abejas y miel.

Recientemente, Cempa Market logró una alianza con el Instituto Nacional de Economía Social. Gracias a lo anterior, productores de todo México se podrán unir a la plataforma.

En estos meses han aumentado los artesanos afiliados a Cempa Market y se han interesado más productores debido a que en la pandemia las ventas por internet han aumentado. Hasta ahora hay de ocho a 10 artesanos inscritos en la plataforma.

Iniciaron en la capital del país y ahora hay varios estados, abrieron redes sociales para promover también de esta forma a los artesanos. “Afortunadamente ahora más productores nos han buscado porque quieren inscribirse a la página”, añade Alejandro. Gracias a estas redes de contacto entre ellos se han hecho conocidos mediante la plataforma; sin miedo a lo nuevo, tratan de innovar para seguir vendiendo.

Comentarios