Simulacro revive el miedo en el Cerro del Chiquihuite

Aunque hubo poca participación de vecinos en la zona del deslave, quienes salieron expresaron nerviosismo ante la inestabilidad de la zona

Simulacro revive el miedo en el Cerro del Chiquihuite
A las 11:30 horas del domingo 19 de septiembre, bomberos y Protección Civil estatal y municipal hicieron sonar bocinas con la alerta sísmica. Foto: Rebeca Jiménez/ El Universal.
Metrópoli 20/09/2021 05:46 Rebeca Jiménez / reportera Actualizada 05:52
Guardando favorito...

Tlalnepantla, Méx.— “Miedo y nervios” generó escuchar la alerta sísmica replicada por empresas en la zona del cerro del Chiquihuite, donde “antes no se sentían los temblores, pero el del 7 de septiembre fue intenso”, aseguraron vecinos del lugar donde tres días después se derrumbaron pesadas rocas, dejando atrapadas a tres personas, una joven fallecida y otra más lesionada.

Aquí no hay altavoces del C5 o cámaras de videovigilancia para reportar una emergencia o que repliquen la alerta sísmica; sin embargo, algunas empresas de la zona emitieron el emblemático sonido en lo alto de la colonia Lázaro Cárdenas Segunda Sección.

El sismo del 7 de septiembre y las intensas lluvias provocaron, tres días después, la caída de piedras de más de 200 toneladas sobre al menos cuatro viviendas, en una de ellas quedó atrapada Paola y sus dos pequeños hijos; el fallecimiento de Marina, una joven estudiante de la UNAM, y lesiones a Jessica, quien fue rescatada con vida.

En punto de las 11:30 horas del domingo 19 de septiembre, bomberos y personal de Protección Civil del Estado de México y de Tlalnepantla hicieron sonar bocinas para alertar a la gente para salir de sus casas.

La mayoría de los vecinos optó por permanecer dentro de sus hogares, pues pese a que más de 50% ya desalojó las viviendas que se ubican en un radio de 200 metros de alto riesgo de derrumbe, muchos optaron por permanecer en los inmuebles para evitar robos o la pérdida de su patrimonio.

Los pocos que salieron lo hicieron temerosos junto a elementos de la policía estatal, Guardia Nacional y bomberos de Tlalnepantla.

“Dan nervios de que otras rocas del cerro se puedan desprender y caer sobre más casas”, expresaron vecinas en la calle Alpina Chamonix.

“Oír la alerta sísmica me pone la piel chinita y se me olvida que sólo es un simulacro”, afirmó María al inicio del ascenso por casi 200 escalones que llevan a la llamada “zona cero”, donde aún se mantienen las labores de búsqueda de Paola, de 22 años, y del pequeño Jorge Dilan, de cinco.

Hasta este domingo suman 153 familias registradas en las mesas de atención a damnificados, quienes habitan en 49 predios aledaños al derrumbe de pesadas rocas que durante la madrugada registraron deslizamientos, informaron autoridades.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios