Ignora gobierno petición de escuela que carece de líquido

Padres de alumnos llevan garrafones ante contingencia; directora denuncia desatención

En el Jardín de Niños Diego Rivera , debido a la contingencia por el agua, los padres de los niños llevan garrafones para llenar la cisterna de la escuela. (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 07/11/2018 02:12 Claudia González Actualizada 02:20
Guardando favorito...

[email protected]

Toluca, Méx.— En el Jardín de Niños Diego Rivera, localizado en la delegación Santiago Miltepec, en Toluca, los padres de familia comenzaron a llevar garrafones para llenar la cisterna, pues ni el organismo de agua y tampoco la Coordinación de Protección Civil municipal respondieron a la solicitud de los directivos para que les abastezcan el recurso.

La directora María del Carmen Sánchez informó que a pesar de haber suspendido labores la semana pasada, no alcanzaron a apartar agua para regresar a clases, además, el lunes de la presente semana la Secretaría de Educación estatal les informó que las actividades serán normales hasta el viernes, a pesar de la contingencia; sin embargo, dice que “no tiene [ni] una gota de agua y hay que atender a 200 niños, que necesitan ir al baño y lavarse las manos”.

Explicó que ante la negativa de las autoridades locales para atender su demanda (pues “incluso nos cuelgan el teléfono y ya no nos quieren atender”) pidieron a los padres de familia que los ayuden a llenar la cisterna con cubetas o barriles de 20 litros.

El problema, dijo, es que muchos de ellos habitan en la misma delegación donde se localiza la escuela, en la que no hay suministro desde la semana pasada, por lo tanto, optaron por solicitar a los padres que busquen la forma de poner a funcionar la cisterna, sobre todo para que los baños se encuentren habilitados.

“Lo que dejamos de hacer fue trapear las aulas, no lavamos el patio, no se lavan las manos sino usamos el gel antibacterial, pero los pequeñitos tienen que usar los sanitarios las veces que sea necesario, no podemos pedirles que dejen de hacerlo o restringir el número de ocasiones”, explicó la directora.

Añadió que no se dan abasto, porque los padres de familia argumentan que tampoco tienen agua en su casa, lo que genera una baja participación para llevar garrafones a la escuela; algunos han comprado pipas particulares en días pasados, pero no tienen almacenado lo suficiente para destinar parte de ese recurso a la escuela.

“Sí pedimos una pipa al ayuntamiento, al organismo de agua, pero nos negaron el apoyo; estar comprando estos envases para la escuela es un gasto extra para los papitos, entonces buscamos que la Secretaría de Educación, el gobernador o el ayuntamiento nos auxilien con una pipa, sería para llenar una cisterna que alcanza para dos días”, dijo.

En Santiago Miltepec los vecinos informaron que desde la semana pasada comenzaron a adquirir garrafones para bañarse, e incluso dividen el de 20 litros para dos niños, otros recurren a los vecinos con cisterna, para poder llenar cubetas.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios