Hospital de Cuajimalpa no es un capricho: Amieva

Juez ordena suspensión indefinida de construcción por presunto daño ambiental al río Tacubaya

Hospital de Cuajimalpa no es un capricho: Amieva
Anomalías. Los trabajos se suspendieron la primera vez por no contar con el estudio de impacto ambiental. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Metrópoli 26/11/2018 01:45 Diana Lastiri Actualizada 02:28
Guardando favorito...

[email protected]

La construcción del hospital general de Cuajimalpa podría causar un daño al medio ambiente, razón por la que un juez decidió mantener suspendida —por tiempo indefinido— la obra.

El juez primero de Distrito en materia Administrativa en la Ciudad de México, Gabriel Regis López, notificó la concesión de la suspensión definitiva a los habitantes del pueblo indígena de El Contadero, quienes tramitaron un amparo contra la segunda convocatoria de licitación para la construcción del hospital.

Esta convocatoria surgió para que las autoridades capitalinas pudieran continuar con la construcción, pues previamente ordenaron suspender los trabajos porque no contaban con el estudio de impacto ambiental.

En su sentencia interlocutoria el juzgador observó que las autoridades responsables, más de 50 del fuero federal y común, tenían la obligación de cumplir con las disposiciones en materia ambiental desde la primera vez que inició la construcción del hospital.

Al no haberlo hecho así y tomando en consideración que el predio es cercano al río Tacubaya, el juzgador ratificó la decisión de frenar la obra hasta que resuelva el juicio de amparo.

“Previo al inicio de los trabajos de construcción no se cumplieron [las disposiciones en materia ambiental], tales circunstancias hacen patente la posible afectación al medio ambiente de permitir la construcción”.

“Este juzgado federal estima de mayor relevancia conceder la suspensión definitiva ante la posible afectación que se reclama del río Tacubaya a fin de preservar el ambiente sano como elemento indispensable para la conservación de la especie humana y para el disfrute de otros derechos fundamentales”, indicó el juez.

Además, afirmó que el avance de las obras, lejos de representar un beneficio, ocasionaría mayor perjuicio a la sociedad no sólo en términos de medio ambiente sano y equilibrio ecológico, sino también económico para el Estado con relación al presupuesto destinado a la construcción pues, explicó, “los recursos públicos deben administrarse con eficiencia, economía, transparencia y honradez para satisfacer su destino”.

Ante la noticia de que el juez concedió la suspensión definitiva, el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, indicó que su administración interpondrá los recursos necesarios para que la obra pueda reiniciarse.

“No estamos tratando de poner una obra que sea un capricho, que sea una situación de lucimiento, es una necesidad, estamos hablando de que es un hospital que era originalmente de atención pediátrica, va a ser un hospital de especialidades”, declaró al finalizar la marcha contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas realizada ayer en la capital del país.

“Sería importante que quien toma decisiones de otorgar estas medidas judiciales piense en la oportunidad que está quitando”, dijo.

Al respecto, los quejosos indicaron que la resolución del juez ratificó indicios de que las autoridades incurrieron en incumplimientos.

“La molestia de diversas autoridades quizá se debe a que para el juez está acreditado, más que indiciariamente, que el Poder Ejecutivo [federal y local] está actuando contra el beneficio del pueblo”, consideraron los habitantes de El Contadero.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios