Frontera con Edomex vive dos semáforos

30/06/2020
|
01:52
|
Rebeca Jiménez Jacinto
Frontera con Edomex vive dos semáforos
Territorios limítrofes.Por el número de infectados, Azcapotzalco, Naucalpan y Tlalnepantla destacan en el número de casos Covid-19, entre las alcaldías del poniente del Valle de México. Archivo EL UNIVERSAL

Frontera con Edomex vive dos semáforos

30/06/2020
01:52
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A
Mientras en la capital del país se pasó a naranja, mexiquenses continúan en rojo

 Los habitantes de la alcaldía Azcapotzalco y los municipios mexiquenses Naucalpan y Tlalnepantla vivieron este lunes entre dos fases epidemiológicas diferentes en la zona metropolitana.

Millones de habitantes de estos territorios transitaron entre el semáforo rojo, de máxima alerta sanitaria, del Estado de México, y el naranja de la capital del país.

Tan sólo entre Naucalpan y las alcaldías colindantes de la Ciudad todos los días se intercomunican 800 mil habitantes en esta fase de la pandemia; pero antes, un millón 800 mil personas interactuaban por la actividad económica, laboral y escolar, mencionó el secretario de Gobierno de este ayuntamiento, Mauricio Aguirre Lozano.

Al presentar un análisis de movilidad y del número de casos positivos de Covid-19 entre las alcaldías colindantes del poniente, la estadística la encabeza Azcapotzalco, con 2 mil 698 personas positivas a SARS-Cov-2; Naucalpan, 2 mil 328; Tlalnepantla, 2 mil 16; Miguel Hidalgo, mil 878; Atizapán de Zaragoza, 885, y Huixquilucan, 601, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal al 28 de junio.

Las cifras generan preocupación por la interacción que existe en los municipios y las posibilidades de que aumenten los contagios, además de los decesos.

Semana de preparación. El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, comentó que esta semana será de preparación para que los mexiquenses y, especialmente, los empresarios conozcan y se alisten para cumplir las medidas sanitarias del cambio de fase epidemiológica a naranja.

Enfatizó que la gran mayoría de las personas han permanecido en casa y mantienen las medidas de prevención, al tiempo que destacó que afortunadamente no se ha desbordado la pandemia.

“Esto hubiera desbordado el sistema de salud, no tendríamos capacidad para atender ese número de enfermos y actualmente hemos pasado a que la segunda semana de junio fue la parte más alta, con cerca mil 950 hospitalizados en la parte de mayor riesgo”, puntualizó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios