Pobladores temen colapso de Muro Amarillo en Tlalnepantla

Hay riesgo por desprendimiento de materiales en obra de Goeritz, alertan
El Muro Amarillo, construido en 1963 por Mathias Goeritz, sirve como una pared rompevientos de 20 metros de alto por 90 de largo; sus revestimientos, que ahora presentan desprendimientos, miden cinco centímetros de espesor. (JUAN MANUEL BARRERA. EL UNI)
27/01/2018
00:31
Juan Manuel Barrera
Tlalnepantla.
-A +A

[email protected]

“Nos da miedo que se nos venga un día abajo”, comentó Asunción Macías Hernández, habitante de la unidad Adolfo López Mateos, en alusión al Muro Amarillo, obra del artista Mathias Goeritz, que representa riesgos para la comunidad.

Juan Carlos Álvarez Ponce, ex presidente del Consejo de Participación Ciudadana (Coapci) de la unidad Adolfo López Mateos, presentó documentos que establecen que el Muro Amarillo representa riesgos por desprendimiento de materiales.

Álvarez Ponce aseguró que el oficio CGPC/271/2017, con fecha del 31 de agosto pasado, establece que personal de la Dirección de Protección Civil de Tlalnepantla inspeccionó la obra y determinó que representa riesgo para los habitantes.

Afirmó que tal revisión se realizó antes del temblor del pasado 19 de septiembre, por lo que es necesario realizar una nueva valoración al Muro Amarillo, que debe ser acordonado nuevamente para prevenir cualquier incidente en la zona.

Álvarez Ponce mencionó que familias y jóvenes, sobre todo de escuelas cercanas, descansan a la sombra de esa obra para protegerse del sol, por lo que corren alto riesgo en caso de que haya desprendimiento de los revestimientos, que son de cinco centímetros de espesor.

Informó que el Muro Amarillo fue construido en 1963 por el artista Mathias Goeritz y es un muro rompevientos de 20 metros de alto por 90 metros de largo, el cual originalmente contaba con una fuente y también iluminación propia.

Aseguró que el gobierno del municipio de Tlalnepantla destinó 2.7 millones de pesos del presupuesto del 2017 para rehabilitar dicha obra, aunque hasta el momento tales recursos no se han ejercido y el mural continúa en el abandono.

Comentó que un documento del 21 de enero de 2013, firmado por el entonces jefe del Departamento de Prevención de Riesgos de Protección Civil de Tlalnepantla, establece que el Muro Amarillo presenta fracturas en el revestimiento, lo que constituye riesgo para las personas que transitan junto a él.

Agregó que en abril de 2015, Protección Civil estatal alertó, igualmente en un documento, sobre riesgos por desprendimiento del aplanado del muro.

Afirmó que a pesar de que existen tres oficios en el mismo sentido no ha sido rehabilitado y es un punto de peligro en la zona.

INBA dio propuestas para la rehabilitación. Álvarez Ponce recordó que el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) autorizó el catálogo de trabajos y la guía de lo que requiere la rehabilitación del Muro Amarillo, información que está en poder del ayuntamiento de Tlalnepantla, pero las obras aún no inician.

Expresó que el propio presidente Adolfo López Mateos inauguró la unidad habitacional en 1964, la primera de interés social en construirse fuera de la Ciudad de México, por lo que está por cumplir 54 años.

Álvarez Ponce dijo que la escultura La Familia, de la artista poblana Charlotte Yazbeck, requiere igualmente mantenimiento.

Añadió que la alcaldesa Denisse Ugalde Alegría es “candil de la calle y oscuridad de su casa”, pues actualmente exhibe la muestra Crisol de Sueños —en la explanada del palacio municipal—, donde presenta esculturas de artistas de renombre, pero se ha olvidado de las que se ubican en el municipio.

Mantente al día con el boletín de El Universal