Muere en hospital del IMSS víctima de explosión en ducto de Hidalgo

La directora del Hospital Magdalena de las Salinas, Frida Medina Rodríguez, informó que todavía permanecen hospitalizados 9 hombres más

Muere en hospital del IMSS víctima de explosión en ducto de Hidalgo
Fotografía: Archivo
Metrópoli 21/01/2019 14:27 Redacción Ciudad de México Actualizada 17:38

Un total de 90 personas han fallecido por la explosión registrada el viernes en una toma clandestina de un oleoducto de Pemex en Tlahuelilpan.

Esta tarde murió en el Hospital Magdalena de las Salinas del Instituto Mexicano del Seguro Social uno de los heridos de la explosión del ducto de Petróleos Mexicanos en la comunidad de Tlahuelilpan, Hidalgo.

La directora del Hospital Magdalena de las Salinas, Frida Medina Rodríguez, informó sobre el deceso de Juan Porras de 28 años de edad.

Medina Rodríguez detalló que la víctima presentaba quemaduras en la mayor parte de la superficie corporal.

La titular de la institución médica agregó que todavía permanecen internadas 9 hombres, uno de ellos menor de edad, y su estado de salud se reporta como muy grave.

El fallecido no logró superar la gravedad de sus lesiones, sobre todo las quemaduras en vías aéreas y riñón, pese a que se le proporcionaron todos los cuidados disponibles, ha añadido.

Además, 50 personas siguen hospitalizadas por el siniestro, ocurrido a raíz de una fuga en la tubería. El despliegue de las fuerzas de seguridad no impidió que cientos de personas de municipios cercanos acudiesen a la zona para recoger el combustible.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha prometido atender a las familias "de manera directa". "Esto va más allá de lo material, tiene que ver con lo humano, y no hay límites", ha destacado el mandatario este lunes en rueda de prensa.

El Gobierno analizará la situación de más de 80 poblaciones aledañas a los oleoductos con el objetivo de establecer un Plan de Bienestar con el que aspira a dar una "vida digna" a un millón de familias. Al mismo tiempo, también aspira a combatir el robo de combustible.

"Necesitamos el apoyo de los pobladores para ir aislando a los que han hecho de esta actividad ilegal, riesgosa, inhumana, un lucro", ha declarado López Obrador, en alusión a una práctica que le costaría a las arcas públicas mexicanas unos 65 mil millones de pesos (casi 3 mil millones de euros) al año.

Con información de Europa Press

 

Comentarios