Suscríbete

Indagan atributos anticancerígenos de los hongos

La UAMex desarrolla una investigación en 10 especies que crecen en la entidad

(JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 26/08/2018 01:33 Claudia González Actualizada 04:24
Guardando favorito...

[email protected]

Toluca, Méx.— El Centro de Investigación en Recursos Bióticos de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAMéx) desarrolla una investigación en 10 especies de hongos que presentan cualidades para combatir y prevenir el cáncer, informó la directora Cristina Burrola Aguilar.

“Son pruebas que estamos desarrollando, no se tenía indicio del potencial con que cuentan y actualmente trabajamos con algunas que se consumen en las comunidades; por ejemplo, los gachupines, que tienen la cualidad de combatir bacterias patógenas para el hombre”, explicó.

Platicó que en el Estado de México se cultivan 250 especies de hongos, que son la cuarta parte de los existentes a nivel mundial y entre ellos hay al menos 125 en peligro de extinción, por el crecimiento de la mancha urbana y el cambio de tipo de suelo.

Entre las propiedades encontradas a las especies en estudio para fines medicinales, añadió Burrola Aguilar, está la posibilidad de que sus componentes fortalezcan al sistema inmunológico, lo primero que abate un padecimiento como el cáncer.

Explicó que algunos tienen sustancias que son conocidas como metabólicos secundarios, las cuales son de gran valor medicinal, se trata de especies que ya se cultivan, por lo tanto el centro de investigación dirigió su interés a indagar sobre sus compuestos, además de hacer pruebas para conocer si tienen poder antibacteriano.

Son principalmente anticancerígenos, productos de suma importancia para el beneficio de la salud, incluso sirven para disminuir los niveles de colesterol en sangre y la diabetes.

“Este tipo de hongos se desarrollan principalmente en Oyamel, Pino, en las faldas del Nevado de Toluca, es ahí donde se concentra la mayor riqueza. La entidad es una de las regiones donde más se consumen, es una base para el alimento de la población”, precisó la investigadora.

Destacó que aún faltan algunos estudios al respecto, para pasar a la parte clínica, para ello cuentan con el apoyo de biotecnólogos que están participando en la propagación de los extractos, para las pruebas en la fase de bacterias, también en algunos modelos animales.

Detalló que en ellos también se encuentran nutrientes como proteínas, carbohidratos, fibra y metabolitos, agentes inhibidores de bacterias y antivirales que están presentes en diversas especies de hongos comestibles, por lo que estudio del Centro de Investigación en Recursos Bióticos, además de la Facultad de Turismo y Gastronomía, promueven y mejoran procesos para su uso alimenticio.

Asimismo, precisó, que investigaciones de la UAEM identificaron que especies conocidas como gachupines, clavitos y flamulina son de fácil cultivo , se convierten en materia prima para su uso comercial por parte de los pobladores de la región.

Sin embargo, muchas especies están en decadencia por el cambio de uso de suelo indiscriminado; por ejemplo, antes había poblaciones muy grandes que ya no se encuentran tan fácil en la actualidad.

Por eso, los especialistas se dedican a la preservación de las especies en laboratorio; sin embargo, es difícil, porque muchas de ellas requieren de la raíz de los árboles, pero han logrado la obtención de varias especies, además del cultivo que ponen en marcha en algunas comunidades.

Mencionó que participaron en el plan de manejo del Nevado de Toluca, aportando un manual con las estrategias de recolección de hongos y de la importancia que tiene el conservarlos en el ambiente.

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos