Explosión no detiene la actividad en La Saucera

Autoridades inspeccionan talleres; artesanos siguen con la fabricación; ubican irregularidades: hay 138 permisionarios y 300 locales de producción
La tarde de ayer fueron revisados tres locales pirotécnicos en La Saucera en los que tienen actividad cuatro permisionarios, los cuales cuentan con licencias en regla y las medidas de seguridad necesarias para laborar. Foto: IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL
07/07/2018
02:10
Juan Manuel Barrera
-A +A

[email protected]

Tultepec, Méx.— Las actividades no paran en La Saucera, zona autorizada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para instalar talleres de fabricación de pirotecnia, donde algunas personas laboran a pesar de la advertencia del gobierno estatal de suspender la fabricación de fuegos de artificio, luego de las explosiones que destruyeron tres talleres y causaron la muerte a 24 personas y lesiones a 54 más.

“La pirotecnia es un engranaje muy grande del pueblo”, dijo una mujer. Otro artesano afirmó: “Con permiso y sin permiso los accidentes siempre van a ser”.

El gobierno del Estado de México inició la revisión de talleres en La Saucera, con inspecciones a tres inmuebles donde laboran cuatro permisionarios, cuyo permiso y medidas de seguridad están en regla.

Derek Isaac Cancino Aguilar, director del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia (Imepi), encabezó los operativos de revisión a las pequeñas fábricas, en coordinación con elementos de la Fiscalía de Justicia de la entidad, Sedena y policía estatal, atestiguados por un Notario Público.

La tarde de ayer fueron revisados tres locales en los que tienen actividad cuatro permisionarios, los cuales cuentan con licencias en regla y las medidas de seguridad necesarias.

“No vamos a permitir que los irregulares sigan trabajando”, advirtió, el director del Imepi, aunque aclaró que los permisionarios pueden seguir laborando en tanto continúa la revisión de los talleres.

En La Saucera algunas personas realizaban actividades en los talleres de pirotecnia, aunque en la mayoría de ellos no se observan labores.

Cancino Aguilar dijo que el Imepi tiene registro de 138 permisionarios y 300 talleres de fabricación de fuegos artificiales en el lugar, cuando debe existir uno por cada permiso, por lo que algunos operan irregularmente.

Artesanos insistieron que el material de baja calidad provoca accidentes, sin que ninguna instancia de gobierno exija a los importadores de productos químicos revisar los materiales.

“El riesgo es latente en todo trabajo, caminando, durmiendo, estando en la casa, en el trabajo. Esto es la pirotecnia, imprevista. No sabemos la hora ni cómo, ni por qué puede suceder, porque los materiales o la forma de usarlos no es lo correcto”, dijo el artesano Rubén Aduna.

El Instituto de Salud del Estado de México (Isem) detalló en un comunicado que 54 personas resultaron lesionadas por los estallidos del pasado 5 de junio en la zona, y 41 de las cuales continuaban hospitalizadas, “nueve de ellas se encuentran en estado muy grave, con pronóstico reservado, y 15 más son pacientes estables”.

Mantente al día con el boletín de El Universal