Artesanos resienten sombrío Jueves de Corpus Christi

Muy pocos pudieron vender tradicionales figuras de palma y dicen que se va perdiendo tradición

Artesanos resienten sombrío Jueves de Corpus Christi
Pocas personas se acercaron a tomarse la foto. Foto: Jorge Alvarado. El Universal
Metrópoli 04/06/2021 02:27 Claudia González Actualizada 02:27
Guardando favorito...

Toluca, Méx.— El panorama alrededor de la Catedral de Toluca fue sombrío, pese a la celebración del Jueves de Corpus Christi, de las Mulitas o los Manueles, toda vez que pocos artesanos vendieron las tradicionales figuras de palma.

Al atrio apenas llegó una decena de niños vestidos de inditos, pese a que fue mucha la participación de los adultos en la misa de las 12:00.

En el centro de Toluca usualmente se instalaban escenarios para tomar la fotografía arriba de las mulitas a los niños, además las señoras del norte de la capital mexiquense tendían sus puestos para la venta de figuras de palma con dimensiones de tres hasta 20 centímetros.

Ayer, únicamente llegó Juana, una vendedora con apenas 30 figuras de diversos tamaños, comentó que es el tercer año que les prohibieron la venta de productos por parte del ayuntamiento, el año pasado por la pandemia de Covid-19, además reconoció que pocos artesanos trabajaron la palma “desanimados por las bajas ventas”.

Comentó que esta actividad no ha sido sencilla, puesto que se ha perdido la tradición entre las generaciones más jóvenes, es más frecuente en la Ciudad de México y sobre todo en las zonas norte y sur de la ciudad, en donde las familias siguen siendo católicas.

“Cada vez es más difícil vender las piezas, le dedicamos mucho tiempo, comenzamos a trabajar desde la Semana Santa, después de la venta de las palmitas, pero en este momento se ha complicado comprar el material para hacer las figuras, además de la esperanza de vender, ya está desapareciendo, como la tradición”, añadió Juana.

En el caso de los fotógrafos, algunos acusaron que la administración local quiso “hacer su agosto”, pues anteriormente pagaban 400 pesos por el permiso para instalarse en el atrio de la Catedral, ahí tomaban fotos a niños y familias, pero este año el cobro era de 2 mil pesos por escenario, de modo que era imposible pagar ese precio.

“Apenas saldría algo de dinero como ganancia, la verdad llevamos un año de condiciones muy duras, pocos son los interesados en pagar por estudios fotográficos, para que todavía las autoridades nos hagan esto. Era una oportunidad para ganar algo de lo mucho que hemos perdido al permanecer cerrados durante la pandemia”, manifestó José Luis.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios