A un año del 19-S, Alma pide ayuda para tener casa

Alma Delia Monroy y sus tres hijos viven desde hace un año en un cuarto semi vacío con piso de tierra, láminas y un sillón desvencijado, casi todo es prestado

A un año del 19-S, Alma pide ayuda para tener casa
Alma Delia perdió todas sus pertenencias en el sismo, sólo le quedó un sillón donde duermen sus hijos. (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 30/09/2018 02:18 Claudia González Actualizada 14:19
Guardando favorito...

[email protected]

Toluca, Méx.— Alma Delia Monroy Peralta y sus tres hijos viven desde hace un año en un cuarto semi vacío con piso de tierra, láminas y un sillón desvencijado, casi todo es prestado, fue lo que quedó para ellos después del sismo del 19 de septiembre de 2017 que derrumbó la casa que heredó de su mamá. Las autoridades del municipio de Toluca no cumplieron con el compromiso de ayudarle a ponerla en pie de nuevo, acusa.

Alma y sus hijos de dos, tres y cinco años, viven en la calle de Fray Servando Teresa de Mier, en la delegación de San Pablo Autopan, una de las zonas más pobres de Toluca.

Esta joven de apenas 25 años de edad, platica que el 19 de septiembre estaba dentro de su vivienda con sus tres hijos, entonces se sintió el movimiento y “de inmediato salimos corriendo y luego mi hija señaló la pared que comenzó a quebrarse toda, después se empezó a caer”, cuenta.

Ahora en ese lugar sólo hay tierra. Junto a su vivienda está la casa de su tía, quien le permite ocupar un cuarto en donde el piso es de tierra.

Alma Delia explica que acudió con los delegados de la comunidad, quienes la pusieron en contacto con autoridades municipales, entre otros, la primera regidora, María del Rosario Velasco Lino, y el alcalde Fernando Zamora, que junto con autoridades de Protección Civil, Desarrollo Social y otros del ayuntamiento, acudieron a su casa para determinar los daños y definir el apoyo que podrían otorgarle.

“Pero después de eso no volvieron, ¿cómo puedo decir?, pues no cumplieron con lo que prometieron porque les comprobé que fue por el temblor que se cayó la casa y me dijeron que iban a volver para auxiliarme, pero no lo hicieron”, replica la damnificada.

Reconoció que no cuenta con documentos que acrediten su propiedad, pues aunque dice haberlo heredado de su mamá, no hubo un testamento.

Confía en que las autoridades municipales pondrán atención a su caso, porque no fue la única damnificada en San Pablo Autopan. Vecinos de la zona afirmaron que hubo más de 20 viviendas dañadas, algunas con afectaciones menores que no ponen en peligro su vida, el caso más grave es el de Alma y sus hijos pequeños.

Temas Relacionados
historia Sismo 19-S
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones