Transportistas: el Invea nos impide trabajar

Concesionarios de la Ruta 10, Jamaica-Tlacotal, acusan “cacería”
Operadores acusan que autoridades detectan “mínimos detalles” en sus unidades para llevarlos al corralón o ponerles multas (LUIS VELÁZQUEZ. EL UNIVERSAL)
13/06/2018
01:07
Luis Velázquez
-A +A

[email protected]

Transportistas de la Ruta 10, Jamaica Tlacotal, denunciaron que el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) está llevando a cabo “una cacería de unidades” porque, acusan, se resisten a ceder su concesión al corredor de autobuses de la empresa Trioxa S.A de C.V que circula sobre el Circuito Bicentenario.

“Queremos que nos dejen operar, esa concesión es el patrimonio de nuestras familias, somos 33 desplazados que no han podido trabajar desde hace cuatro meses”, señaló René Soto Carmona en representación de los transportistas.

Se quejaron de que las autoridades capitalinas, a través del Invea, han llevado a cabo operativos contra las unidades de la ruta en donde “el mínimo detalle es suficiente para que te lleven al corralón y tener que pagar una multa imposible de costear”, dijo Israel Saldaña, representante de la ruta desde hace 24 años.

Los 33 concesionarios aseguraron que desde enero pasado, mes en el que empezaron a circular los autobuses morados sobre Churubusco, han sido amenazados con sufrir “accidentes” si continúan trabajando, razón por la que muchos no salen a circular y los que lo hacen, a los pocos días son detenidos por autoridades.

Afirman que Trioxa S.A de C.V labora de manera ilícita porque anteriores administraciones de la Secretaria Movilidad (Semovi) negaron los permisos para el corredor ya que no se integraban todos los concesionarios a la empresa; fue a partir de la administración de Carlos Meneses en la secretaría que el corredor comenzó a funcionar.

Por lo anterior acudieron a levantar una denuncia ante la autoridad, pero hasta la fecha no hay avances en la investigación. Luego se presentaron en la Comisión de Derechos Humanos local para evidenciar las detenciones, y ante esa queja la Semovi respondió a la comisión que: “No había una orden de suspensión para las concesiones de las unidades, ni contra los derechos de los transportistas”.

Sin embargo, a partir de ese momento los operativos de la Invea empezaron a ser más frecuentes, aseveran.

Mantente al día con el boletín de El Universal