"El juego no va ni fuerte ni rápido"

Lorena Zamora, gerente de Relaciones Públicas del parque, señaló que por respeto al joven lesionado y a su familia, la empresa no había realizado una postura; sin embargo, aclaró que se tiene acercamiento con ellos, así como con las autoridades

Rueda de la fortuna en Six Flags
Foto: Edgar Tequianes / EL UNIVERSAL
Metrópoli 02/03/2019 12:50 Edgar Tequianes Ciudad de México Actualizada 19:37

CDMX.- Este viernes, chicos y grandes aguardaban en fila para subir a la atracción “Rueda India”, del parque Six Flags, lugar donde el pasado 22 de febrero se accidentó un joven de 15 años, quien cayó de una altura de siete metros.

La atracción estaba abierta al público y era concurrida por los pequeños y sus padres, quienes aseguraron que el juego es “tranquilo”. 

Una de las madres visitantes, Jessica, señaló que asiste por lo menos cuatro o cinco veces al año y que nunca ha escuchado que suceda algún accidente dentro de las instalaciones. “No es ni fuerte ni va rápido. Si te llega a pasar algo es bajo tu responsabilidad”, sostuvo.

Al subir las góndolas de la rueda de la fortuna, que tiene una altura de 30 metros, operadores indicaron a los visitantes que procuren no sacar brazos ni piernas. 
 

Inicia el recorrido

Los operadores solicitaron a los visitantes que abordaran la atracción en grupos de tres o cuatro personas. Una vez dentro, pidieron a unos pequeños tomar asiento, pues estaban parados y dentro de los compartimentos no hay cinturones de seguridad.

Las pequeñas puertas de acceso de cada góndola se aseguraron con un pestillo y las vueltas comenzaron. Además de esto, el mecanismo le permite a cada canastilla girar o inclinarse a voluntad de los visitantes.

A 30 metros del suelo, en lo alto de la atracción, se observan las copas de los árboles distribuidos en las hectáreas del parque; de igual forma se distinguen a lo lejos las demás atracciones, antes de descender.

Esta atracción, de acuerdo con un comunicado emitido por la empresa con respecto del incidente, se cerró para una “investigación exhaustiva”, en la que se determinó que el juego era completamente seguro.

Seguridad de los visitantes, lo principal

Lo principal y lo más importante para Six Flags México es la seguridad de todos los visitantes y su integridad, dijo Lorena Zamora, gerente de Relaciones Públicas del parque.

Zamora, de 49 años, contó a EL UNIVERSAL que el procedimiento a seguir en una circunstancia de emergencia es dar atención de primeros auxilios a los visitantes en caso de resultar lesionados. 

“Dependiendo de las circunstancias se les lleva a un hospital cercano para que reciban la atención adecuada”, dijo, advirtiendo que ella estaba trabajando en el parque el día que ocurrió el incidente en la zona denominada “pueblo vaquero”.

Incluso comentó que, por respeto al joven lesionado y a su familia, la empresa no había realizado una postura; sin embargo, aclaró que se tiene acercamiento con ellos, así como con las autoridades encargadas de investigar el hecho. "Nosotros colaboramos con ellos (las autoridades) en lo que ellos requieran", finalizó.

El parque cerró en punto de las 20:00 horas y sus visitantes comenzaron a retirarse de las atracciones, incluida la rueda de la fortuna, en cuyo letrero, colocado a la entrada de la misma, puede leerse: “Existen riesgos inherentes en la participación de toda atracción o juego. Usted tiene la obligación de ejercer un buen juicio y actuar con responsabilidad”. 

Comentarios