Sismo de 1985 fue su prueba de fuego y el inicio de su deterioro

Unidades se vieron dañadas en fachadas y escaleras, refieren

En 2014 se solicitó un estudio al Colegio Nacional de Ingenieros Arquitectos de México y tras un primer informe, se determinó que la estructura estaba bien. Foto: Ariel Ojeda
Metrópoli 10/09/2017 00:55 Gerardo Suárez Actualizada 11:57
Guardando favorito...

[email protected]

Para las torres de la unidad habitacional Morelos, en la colonia Doctores, el terremoto de 1985 fue una prueba de fuego porque se mantuvieron en pie, aunque también marcó el inicio de su deterioro, en fachadas y escaleras, las cuales quedaron en muy malas condiciones con el temblor del pasado jueves.

Hace 32 años se cayeron varios inmuebles de la colonia Doctores, así como en las colonias vecinas, por ejemplo, la Roma, donde muy cerca se colapsaron edificios del Multifamiliar Juárez, mientras que sobre avenida Chapultepec también hubo un derrumbe en las instalaciones de Televisa, entre otros.

Los Soldominios, creados por el arquitecto Guillermo Rossell e inaugurados en 1969 donde eran los terrenos de viviendas de los trabajadores de la cigarrera Buen Tono, resistieron; sin embargo, desde entonces han sufrido daños como en el sismo del 18 de abril de 2014, cuando también se buscó evacuar a la gente, tal como ahora lo recomendó la Secretaría de Protección Civil para las torres Centauro y Osa Mayor en el cruce de Doctor Navarro y Doctor Lucio, debido a la ruptura de escalones y la separación que se agravó en los muros divisorios. Una historia similar ocurrió tras el sismo de 2014. Las mayores afectaciones fueron también las escalinatas y muros divisorios, así como cuarteaduras en viviendas y desprendimiento de ladrillos y celosías.

En aquel momento, el edificio más dañado fue Centauro, incluso el gobierno capitalino llegó a plantear en una primera instancia que había quedado “inhabitable” para las 55 familias del inmueble. Pero días después, a través de la delegación Cuauhtémoc, que gobernaba el perredista Alejandro Fernández, se solicitó un estudio al Colegio Nacional de Ingenieros Arquitectos de México y tras un primer informe, se determinó que la estructura estaba bien y los daños eran superficiales.

Una vecina refirió: “Sobre el temblor de hace tres o cuatro años, dijeron que el daño era estético y no estructural”. Sin embargo, algunos colonos refirieron que también se hizo una primera visita al edificio Osa Mayor, de los más afectados el jueves pasado, pero las autoridades capitalinas “nunca entregaron el resultado para nosotros”.

Temas Relacionados
crónica Sismo de 1985
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios