Reabren paso en la zona del derrumbe de Artz Pedregal

Para garantizar la seguridad de los peatones y conductores que circulan por el lugar se colocó un tapial metálico
Semidesierto. Luego del derrumbe en la plaza comercial hay poca afluencia de personas en la zona, sólo algunos curiosos se acercan a tomar fotos de la fachada afectada (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
17/07/2018
02:17
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Después de cuatro días de permanecer cerrados los carriles laterales de Periférico Sur —con dirección al norte—, tras el derrumbe registrado el pasado jueves en la plaza Artz, se abrió uno de los carriles y el paso peatonal. 

La Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México informó que la apertura se realizó luego de la colocación de un tapial metálico para garantizar la seguridad de los vecinos y automovilistas que circulan por la zona.

Destacó que elementos de la dependencia continuarán con la supervisión del retiro de escombros en el inmueble, para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Sin embargo, la zona sigue resguardada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes evitan el ingreso de personas ajenas a la construcción.

En el interior, decenas de obreros realizan los trabajos de retiro de escombro y los de Protección Civil hacen los últimos estudios.

En la mañana se observó que tras el cierre de esta vialidad el tránsito era muy lento y el transporte público tuvo que hacer la parada en la vía rápida.

En los alrededores de la plaza no hay presencia de muchas personas, sólo trabajadores de la construcción, quienes esperan a que les den el acceso al inmueble para cumplir sus horas de trabajo y algunos curiosos se acercan a tomar fotografías de la parte afectada.

La Procuraduría General de Justicia informó que podría ser la próxima semana cuando se tenga información exacta de qué provocó el desplome, por lo que se han intensificado las revisiones de planos y documentos.

De acuerdo con las investigaciones periciales en materia de arquitectura, se estableció que el daño ocurrió derivado de un sobrepeso que se originó en la terraza del último nivel, donde estaba una jardinera perimetral; además, se detectó que cuatro trabes principales y secundarias no eran concordantes por placas deformadas y pernos degollados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS