​Opera clínica 32 de Coapa en salón de fiestas; temen volver a edificio

Médicos y personal de enfermería refirieron que aunque el IMSS dijo que el edificio está en condiciones de trabajar, ellos temen por la estructura pues “hay paredes en riesgo de caer"
21/09/2017
15:48
Gerardo Suárez
-A +A

Debido a los daños que el sismo de 7.1 grados ocasionó al hospital número 32 del IMSS en Coapa, trabajadores y pacientes se niegan a regresar al inmueble por temor a que ocurra una tragedia; de momento una parte de los pacientes son atendidos en un salón de fiestas contiguo propiedad de la misma institución.

Médicos y personal de enfermería entrevistados, y quienes pidieron el anonimato por temor a represalias, refirieron que autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social han dicho que el hospital "está en condiciones de trabajar", por lo que pidieron a los trabajadores y pacientes regresar a las instalaciones.

Sin embargo "ha venido Protección Civil del Instituto y dicen que hay condiciones para laborar en el edificio pero no nos han mostrado ningún dictamen, hay paredes en riesgo de caer", expresó una de las trabajadoras.

En el edificio hay muros fracturados incluso algunos caídos, cuarteaduras, plafones caídos, vigas desprendidas de su lugar, según se aprecia en imágenes en poder de EL UNIVERSAL.

Varios pacientes fueron trasladados a otros hospitales el martes, día del sismo pero otros fueron reubicados temporalmente en un salón de fiestas del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social a un lado de la clínica 32.

Entrevistados calcularon que ahí hay unas 150 personas entre pacientes y trabajadores, pero debido a su gravedad había otros enfermos internados aún en el hospital.

"Estamos preocupados porque hay gente que no se puede trasladar", dijo otro de los entrevistados.

En tanto, el IMSS aseguró vía Twitter que no hay ningún riesgo de colapso del inmueble y que se realizaba el estudio de Protección Civil correspondiente, por lo que el inmueble estaba evacuado.

Indicó que en el edificio sí se brinda aún el servicio de urgencias mientras que la hospitalización se da en el salón de fiestas.

Los trabajadores pidieron que primero se haga un examen exhaustivo del edificio y se les dé a conocer los resultados.

lsm

COMENTARIOS