La travesía de las mujeres en el Metro

Metrópoli 07/09/2019 01:06 Ivonne Rodríguez Actualizada 15:02

Aunque en un vagón de mujeres en hora pico es casi imposible moverse, ellas se las ingenian para llegar bellas a su destino

Estación Muzquiz, 23:00 horas. En el Metro no todo son empujones, también hay En la Línea B, rumbo a Buenavista. 7.30 de la mañana.

En la línea de Observatorio a Pantitlán, por la tarde. Una mujer se quita los zapatos de tacón y se pone los de piso.

En la Línea 1, antes del mediodía. Un par de mujeres aprovecha para terminar de arreglarse.

Usuarias se trasladan a sus centros de trabajo en la línea que va de El Rosario a Barranca del Muerto.

El Metro de la Ciudad de México cumple 50 años. En él cruzan diferentes destinos, pero también diversas historias. Las tres, cuatro o hasta cinco horas diarias que se pasan en las entrañas de este medio de transporte no están totalmente perdidas para las mujeres. La mayoría aprovecha para leer, ver series, dormir e incluso desayunar, pero sobre todo maquillarse. Aunque en un vagón de mujeres en hora pico es casi imposible moverse, ellas se las ingenian para llegar bellas a su destino.

 

Comentarios