“Hay que bajar la cifra negra del delito”

Marcela Muñoz es la nueva directora de seguridad; erradicar violencia de género, una de sus prioridades

“Hay que bajar la cifra negra del delito en Álvaro Obregón”
La comandante, de 47 años de edad, tendrá bajo su cargo a 400 elementos policiacos, sin embargo, trajo desde Michoacán a un equipo de 10 agentes. Foto: LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL
Metrópoli 02/12/2018 02:37 Andrea Ahedo Actualizada 06:13
Guardando favorito...

[email protected]

Como nueva directora de seguridad ciudadana de Álvaro Obregón, Marcela Muñoz quiere dignificar a la policía de la alcaldía para que los vecinos depositen su confianza en ella y denuncien los delitos.

La comandante, de 47 años de edad, considera que uno de sus retos principales al estar a cargo de 400 elementos es “tratar de bajar la cifra negra porque eso me va a ayudar a cambiar la percepción y que la gente nos acepte; que sea la policía el primer contacto y que confíen 100% porque esa parte está totalmente perdida”.

Muñoz es originaria de León, Guanajuato, es sicóloga de profesión y cursó una maestría en sicoterapia familiar. Ha sumado experiencia laboral desde 2011 en las áreas de atención a víctimas de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la policía de Morelia, Michoacán. En esta última entidad fue donde, asegura, logró que los agentes municipales se desempeñaran con mayor eficacia en sus puestos.

ciudad_comandanta_2_69814142.jpg
Marcela Muñoz fue designada para ocupar la coordinación de seguridad en la alcaldía luego de un análisis del desempeño de las policías en México.
 

“Cuando nos damos a la tarea de investigar en Morelia, nos damos cuenta que de 100% de los delitos que se cometen, sólo se denuncia 4%, la verdad es que se navegaba sobre una mentira porque no sabíamos lo que estaba pasando porque la gente estaba en esa molestia o evitando ser revictimizada y no denunciaba.

“Nos dimos a la tarea de preparar a los policías, de hacer una convocatoria, de formar a una nueva corporación y me encontré con la facilidad, con el gusto de la gente con la policía y empecé a reclutar muchos profesionistas”, relata.

Marcela Muñoz fue designada por la alcaldesa, Layda Sansores, para ocupar la coordinación de seguridad luego de hacer un análisis del desempeño de las policías en México.

“Morelia tuvo visitas para ver el modelo de policía y una de ellas fue la hija de la alcaldesa [Layda Negrete]. Catalogó a la policía de Morelia como una de las tres mejores de todo el país”.

Marcela Muñoz dejó su casa y a su familia para asumir el cargo en Álvaro Obregón, pero se trajo a 10 comandantes que son responsables de distintas áreas.

Marcela Muñoz se enfrentó a distintos obstáculos a su llegada a la alcaldía: “Al principio la recepción fue dura, hubo molestia, ni siquiera había un estado de fuerza digno, pero ahora ya están trabajando con nosotros, están en equipo. He platicado mucho con ellos, sí imponiéndome, pero trabajando en equipo”.

“Como no nos hemos dado de alta en la SSP, estamos como civiles, hay algunos que me dicen comandante, otros me dicen jefa. Se les hace más fácil decirme jefa porque no pueden aterrizar la parte de que una mujer pueda ser policía y que tenga mando”, asevera.

También se enfrentó a que la policía que está a su cargo está contratada a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

“Es difícil trabajar así porque este modelo tiene que recibir mucha capacitación, no son tus policías porque puede ser que un día te lo mandan y al siguiente no y esa parte me preocupa mucho porque ahora ya se implementa el modelo de policía de proximidad en Álvaro Obregón”.

Mientras en Morelia tenía bajo su mando a 840 policías, ahora tiene la mitad de elementos, 10 patrullas, una ambulancia, un vehículo de atención a víctimas que se adquirió recientemente y 40 motocicletas con distintos desperfectos.

Y por último, aunado a la cifra negra de delitos, en las reuniones con colonos, asegura que notó un tipo de violencia que no es visibilizada.

“Tenemos denunciados los delitos de robo en todas sus modalidades, pero estoy preocupada por la violencia de género, la gente la tiene muy naturalizada, entonces nos hemos acercado mucho a las colonias, hemos estado de reunión en reunión y veo la violencia familiar; a mí me pega esa violencia porque en una casa donde hay violencia habrá hijos delincuentes que van a replicar lo que ven”, contó la comandante.

Con este panorama, ordenó las primeras acciones preventivas: ahora los policías en la alcaldía pueden levantar denuncias sin necesidad de que los afectados acudan a los ministerios. Esta estrategia arrojó, en los primeros 50 días, más de 160 quejas presentadas por los propios elementos.

Por otro lado, dijo, hizo una propuesta para que el año entrante la alcaldía cuente con 600 elementos operativos, 100 intramuros, un área de atención a víctimas, y todo esto con la especificación de que los agentes no se cambien de sector por la SSP, pues desea “que quede estipulado que la policía que está asignada no se mueva de aquí porque los voy a preparar, es bien importante que estén capacitados en el nuevo Sistema Penal Acusatorio y darles su parte de desarrollo humano, que tengan autoestima liderazgo y hasta cadenas de custodia”.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios