Esperanza y frustración; así lo vive Daniel, médico que atiende Covid-19 en terapia intensiva

"El último mes y medio ha sido extenuante, el más intenso de mi vida como médico, atendiendo un promedio de 30 pacientes de coronavirus", cuenta el especialista del Hospital General  “Salvador González Herrejón” en Edomex

Así es atender coronavirus en terapia intensiva en Edomex
Foto: Especial
Metrópoli 20/05/2020 15:09 Rebeca Jiménez / reportera Atizapán de Zaragoza, Méx.-  Actualizada 16:54

Atizapán de Zaragoza, Méx.-  “Soy un médico de terapia intensiva, que me siento en altibajos, con la reducida esperanza de que de cada 10 intubados por Covid-19,  sólo dos o tres se salven, esa es nuestra realidad”, afirmó el doctor Daniel Arellano Guevara, médico internista que logró librar un brote de contagio por coronavirus que afectó a 35 de sus compañeros del Hospital General  “Salvador González Herrejón”, del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM)
 
El último mes y medio ha sido extenuante, “el más intenso de mi vida como médico, atendiendo un promedio de 30 pacientes de coronavirus “ en este lapso, afirmó Daniel Arellano, especialista en terapia intensiva e internista, con 45 años de edad.
 
“Vivo muchos altibajos, pues aunque profesionalmente esta crisis nos da oportunidad de crecer y de que en cada caso aplicamos nuestra experiencia y conocimientos, nuestra esperanza se reduce en este hospital -de segundo nivel del ISEM- al ver cómo de cada 10 intubados, sólo dos o tres se salvan, esta es hoy nuestra realidad, cuando sabemos que en otros centros hospitalarios de tercer nivel  como el de Nutrición, la tendencia es a la inversa, aseveró casi con tristeza.
 
El estado de ánimo decae con frecuencia, admite Daniel Arellano, “al tener enfrente un virus con alto nivel de contagio. Que genera un desarrollo de problemas en el pulmón. En esta pandemia un órgano clave en los pacientes es el riñón para decir si tiene posibilidad de sobrevivir, cuando llegan con insuficiencia renal aguda, eso cambia para mal o para bien”, medita mientras responde a cómo ha sido su experiencia al estar en la primera línea de esta guerra biológica.

También lee: Este es el plan en Edomex para retomar actividades ante Covid-19
 
“La frustración de ver pacientes mayores que van saliendo del daño viral, que se complican con bacterias y micóticos por infecciones intrahospitalarias”, es un sentimiento constante, en un hospital de segundo nivel como lo es el Herrejón.

“Aquí los antibióticos son escasos, debido a que  el ISEM enfrenta un abandono terrible de años, lo que hace que tengamos pocas opciones de antibióticos potentes. Es triste que hay un cuadro básico de medicamentos, pero aquí no es público, mientras que en el IMSS si lo es. Ni los médicos lo tienen, por lo que son contadas las opciones para pacientes” con Covid-19 que ingresan a terapia intensiva, reconoce el especialista.

Daniel Arellano Guevara, logró evadir el brote de contagios por Covid-19 que afectó a 35 médicos y enfermeras del hospital Herrejón, “libré hasta hoy el contagio por la experiencia que obtuvimos en influenza”, por la meticulosidad de detectar y limpiar puntos contaminados y por el uso de equipo de protección personal, en el que invirtió más de 20 mil pesos.

“El sistema quedó a deber mucho. Sólo recibimos cubrebocas muy buenos la primera semana. Después recibimos equipo en el que hemos observado que los   cubrebocas no certificados, sin número, marca o leyenda, por lo que nos entra la plena desconfianza de usarlos”.

Las batas impermeables que nos proporcionan cumplen 70% a 80% la característica de impermeabilidad; por lo que el apoyo de organizaciones civiles que nos proporcionan trajes tyvek y overoles, ha sido enorme así como el apoyo, con goggles, barbijos, alcohol en gel y comida.

lr/nv

Comentarios