No conocemos a niño que chocó, dicen padres de víctimas en Tláhuac

Amigos y familiares dan último adiós a los 5 niños fallecidos; procuraduría solicitará la judicialización del caso

Dolorosa partida. Los pequeños fueron despedidos con misas que se realizaron en cada una de las casas de los fallecidos (ESPECIAL)
Metrópoli 21/02/2018 02:40 David Fuentes Actualizada 20:50
Guardando favorito...

[email protected]

La tragedia del domingo en la que cinco niños murieron después de que el vehículo en el que viajaban chocara contra un árbol a 150 kilómetros por hora, enlutó al pueblo de Santa Catarina Yecahuízotl, en Tláhuac.

Amigos, hermanos y compañeros de los fallecidos estuvieron con ellos durante la misa que cada familia realizó por separado. Con el uniforme de la Secundaria Técnica 95, fueron llegando poco a poco a las casas.

“Ese día estaba con ellos, me salvé porque me quedé un rato más en el carnaval”, platicaba Pedro luego de abrazar a la madre de su amigo; sobre el féretro se colocó un sombrero de charro blanco y un cinturón piteado, artículos que usaría el niño como parte del vestuario de una comparsa en el carnaval.

El párroco Heriberto Ortega pidió a las familias no perder la fe y entender el trasfondo de la tragedia. Consciente que en ese momento no hay nada que reconforte a los deudos, el religioso pidió elevar una oración para el descanso de los niños.

Los padres hablaron poco, no querían fotos ni videos. Revelaron que la autoridad delegacional los apoyó con los trámites burocráticos; también les han brindado asesoría jurídica; no han pensado qué más sigue, “sigo sin creerlo, no lo creo aunque mi hija este ahí en el féretro”, comentó la madre de una niña de apenas 13 años.

Sobre el infante que conducía el Pontiac, los padres de las víctimas dijeron no conocerlo, no tener mayores referencias de él ni de sus padres.

“Lo que nos importa ahora es que nuestros hijos estén en paz, después ya veremos qué pasa con ese niño. De hecho ni si quiera nos queda claro cómo fue el accidente, quién lo conocía y por qué estaba todos ahí en ese carro, primero queremos despedir a mi niño y luego vemos lo demás”, contó entre lágrimas el papá del jovencito de 14 años.

La Ley Nacional de Justicia para Adolescentes establece que los niños menores de 12 años son inimputables, pero los de 12 a 14 años sí pueden ser acusados, pero no privados de la libertad o internados. Las medidas cautelares sólo podrán ser impuestas por un juzgador.

La procuraduría local solicitará a un juez especializado en adolescentes la judicialización del caso cuyo efecto será la aplicación de medidas que van desde una amonestación hasta asesoramiento para la adaptación integral del menor.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios