Suscríbete

“Corridas de toros, a debate”

Garantiza cambios en el desempeño de congresistas; No tendremos miedo a ejercer la mayoría, afirma Eduardo Santillán Pérez, Vicecoordinador de Morena en el Congreso de la CDMX

“Corridas de toros, a debate”
Eduardo Santillán Pérez Vicecoordinador de Morena en el Congreso de la CDMX (YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 29/08/2018 01:03 Diana Villavicencio Actualizada 20:39
Guardando favorito...

[email protected]

A poco más de 15 días que entre en vigor la Constitución Política de la Ciudad de México, el Congreso local ya definió que abrirá el debate sobre la prohibición de las corridas de toros, tema que por años ha permanecido en la congeladora legislativa.

Eduardo Santillán Pérez, recién nombrado vicecoordinador de la bancada de Morena en el primer Congreso local, advierte que será un debate polémico, intenso, pero plural, en donde se respetará la posición de los aficionados y también de los defensores de animales.

El ex perredista garantiza cambios visibles y graduales en el desempeño de los congresistas, quienes entrarán en funciones a partir del 17 de septiembre. Adelanta que en el reglamento interno aprobado por su bancada, quedó estipulado la expulsión para aquel diputado de Morena que se atrinchere en el cargo, sea señalado de corrupción o incluso participe o encabece cualquier tipo de escándalo.

Desecha la idea de cometer los mismos errores que sus antecesores, como los del PRD, quienes por estar sumidos en escándalos de corrupción, de creación de cacicazgos y represión política, perdieron el rumbo y también su ideología. “En Morena no tenemos margen de error ni oportunidad o tiempo de fallarle a los capitalinos”, sentencia.

El ex delegado dice que se abrirá el debate a la muerte digna —lo cual ya está permitido en la CDMX desde hace 10 años— para garantizar el derecho a no padecer una agonía prolongada.

¿Están atados de manos para hacer cambios radicales?

—No, porque la Constitución es de avanzada; establece nuevos derechos y aplaudo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación haya validado la facultad que tiene la Ciudad para establecer nuevos derechos. Hay dos batallas muy importantes que nos tocarán. La primera, el uso médico de la marihuana ya como una regulación de la Ciudad, y el tema de muerte digna, que será uno de los temas fundamentales y nos permitirá ponernos a la vanguardia a nivel internacional.

Desde el Congreso vamos a hacer política nacional e internacional, es decir que los planteamientos hechos sean un modelo a seguir en muchas otras legislaciones.

Hay luchas importantes que daremos desde Donceles y Allende como que el Poder Judicial rinda cuentas a la Ciudad de México, las figuras de las nuevas alcaldías, con contrapesos políticos. Tenemos la fiscalía, en la que habremos de crear una autonomía. No sólo iremos por los nombramientos de fiscal, magistrados especializados o de contralores, sino una revisión integral a los temas claves para combatir la corrupción.

Ha quedado muy claro que “ni cuotas ni cuates en los nombramientos”. Se acabaron aquellas ideas de que los diputados se distribuían las asignaciones de las diversas dependencias para convertirse en cotos de poder.

¿Les da miedo no cumplir con las expectativas de los capitalinos?

—No, no nos va a dar miedo ejercer nuestra mayoría cuando sea necesario, porque tenemos ese mandato. La ciudadanía quiere un cambio sustancial y radical. La última legislatura que concluye fue el espacio del conflicto, del abuso permanente del poder y no tuvo avance sustancial. Este será un Congreso auténticamente y plenamente democrático.

Andrés Manuel (López Obrador, presidente electo de México) fue muy claro en decir que era preferible perder un diputado, un alcalde, un gobernador, antes que permitir un acto de corrupción o de abuso. No habrá ningún tipo de respaldo, ni ánimo de solapar a nada ni a nadie.

¿Cómo vislumbra el análisis y aprobación del presupuesto con este tema de austeridad?

—La prioridad será la reconstrucción (por los daños del sismo del 19 de septiembre de 2017), pero además se tendrá que analizar cómo se fondearán proyectos como el del cable-bus, que conectará Cuautepec con la estación del Metro Instituto Politécnico, en la delegación Gustavo A. Madero.

Además de reorientar la partida de algunas dependencias para la adquisición de más de mil camiones de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP, ahora M1).

Otro de los asuntos que me preocupa es llevar a cabo una revisión al Metro.

Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos