Asesinato de bombero, ataque directo: PGJ

Figueroa se deslinda; exige investigación para limpiar su nombre: aseguran que García sólo tenía diferencias con el ex líder sindical
Javier García lo siguieron por varias calles, él pedía ayuda a gritos pero nadie le prestó atención. Quiso refugiarse en una vinatería, donde lo balearon (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
11/06/2018
01:27
David Fuentes
-A +A

[email protected]

La procuraduría capitalina analiza imágenes de tres cámaras de seguridad diferentes y una del C5 de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) local que captaron diversos momentos de la ejecución del bombero Javier García, quien fue asesinado el viernes pasado. La primera hipótesis de las autoridades es que fue un ataque directo.

La procuraduría capitalina informó que entre las líneas de investigación sobre el caso se encuentra una relacionada con Ismael Figueroa.

Según lo establecido en la carpeta de investigación, a la víctima no le robaron sus pertenencias ni tampoco se llevaron nada de la vinatería donde se cometió el homicidio. A decir de testigos y de las imágenes captadas en las cámaras de seguridad, a García Salinas lo siguieron por varias calles, él pedía ayuda a gritos pero nadie le prestó atención.

Como última opción intentó refugiarse en la tienda, hasta ahí lo siguieron dos sujetos, quienes cuando lo alcanzaron, sin mediar palabra, le dispararon; después huyeron caminando y una calle adelante se subieron a un vehículo compacto y escaparon. Con las imágenes de los instantes posteriores, la dependencia investigadora espera resolver el caso, pues los rostros de los agresores, así como del automóvil en el que escaparon, quedaron grabados.

En torno al video en el que se responsabiliza a Ismael Figueroa del ataque, el también candidato a diputado local aseguró que es inocente y exige a la procuraduría que lo más pronto posible esclarezca el hecho para que “su nombre se limpie”.

Explicó, en conferencia de prensa, que a pesar de las diferencias que tenía por problemas gremiales con el occiso, jamás atentaría contra la vida de alguien, por lo que dijo estar dispuesto a colaborar con las autoridades de investigación y, aunque por el momento no lo han citado para declarar, asegura que no tiene problemas en acudir ante las autoridades para hablar del incidente.

“No tengo nada que ver con ese lamentable hecho, exijo a la procuraduría una investigación pronta y que se haga justicia. Eso es totalmente falso, jamás lo haría, yo soy bombero de la Ciudad, con más de 22 años [de servicio], soy padre de familia, tutelo la vida humana y no tengo nada que ver con el asesinato, hay que dejar muy claro eso.

“Es una guerra sucia en mi contra de parte de Morena, todo empezó a salir a la luz pública desde que anuncié mi candidatura y eso no es casualidad”, puntualizó el ex líder sindical de los bomberos, al tiempo que envió condolencias a los deudos de su contrincante, Javier García.

Figueroa cuenta con una averiguación previa en la procuraduría local por amenazas y agresiones desde 2017. Aunque la investigación sigue en curso, no se le ha imputado alguna responsabilidad, mientras que las autoridades electorales también lo investigan por la coacción del voto, al ser señalado por parte de algunos de bomberos de “obligarlos” a participar en eventos públicos para apoyar su candidatura.

Familiares y amigos de Javier García declararon ante las autoridades de investigación que con la única persona que tenía “diferencias” era con Ismael Figueroa, por intentar formar un sindicato para derrocar al ex líder de los vulcanos.

En sus declaraciones ante el Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada en Cuauhtémoc, el hijo de la víctima dijo que su padre ya había sido amenazado por Figueroa y su gente a raíz de que intentaron formar un sindicato alterno al que dirige dicha persona, situación por la que interpusieron una demanda en la Fiscalía de Benito Juárez.

Exigieron investigar a Figueroa a fondo para deslindar responsabilidades y detener a los culpables.

Mantente al día con el boletín de El Universal