A 9 años de uniones gay en CDMX… aún hay odio
El morenista dice que el Congreso de la CDMX trabaja en la Ley General de la Diversidad Sexual para crear políticas de derecho en todos los ámbitos, por ejemplo, en materia educativa se implementaría la educación de la sexualidad. IVÁN STEPHENS.

A 9 años de uniones gay en CDMX… aún hay odio

07/04/2019
00:36
Sandra Hernández
-A +A
A 9 años de celebrarse los primeros matrimonios igualitarios en CDMX, el morenista Temístocles Villanueva dice que “quedan pendientes con la comunidad LGBTTTI”

[email protected]

A nueve años de que se celebraron los primeros matrimonios entre parejas del mismo sexo en la Ciudad de México, el hoy diputado local de Morena, Temístocles Villanueva Ramos, quien protagonizó una de las primeras uniones gay en 2010, afirma que se han cambiado paradigmas respecto a la homofobia; sin embargo, el problema no se ha erradicado.

De acuerdo con datos de la Encuesta de Discriminación 2017 del Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación (Copred), de 2013 a 2017, la preferencia sexual subió del tercero al segundo lugar como la causa más común de discriminación.

Los encuestados refirieron conocer a alguien que ha sido marginado por ser homosexual.

De una lista de 41 grupos en situación de discriminación, las personas gay se encuentran en segundo lugar. Las personas bisexuales se ubican en el número 23, mientras que las personas transgénero en el número 24.

22-bodas_92569502.jpg
El diputado local fue uno de los cinco primeros matrimonios entre personas del mismo sexo; su padrino fue el entonces jefe de Gobierno Marcelo Ebrard.
 

“Todavía existe odio, seguimos siendo la entidad con más crímenes de odio por homofobia, claro que ahora se visibiliza más porque las personas sienten mayor libertad y certidumbre a la hora de tomar decisiones de este tipo”, afirmó Temístocles Villanueva, legislador por el grupo parlamentario de Morena.

En entrevista con EL UNIVERSAL al hacer un balance luego de que se cumplan nueve años de los primeros matrimonios entre personas de mismo sexo, el diputado local señaló que uno de los pendientes de la Ciudad de México es la transversalidad de la política pública a favor de los derechos de todas las personas.

Adelantó que desde el Congreso de la Ciudad de México se trabaja en la Ley General de la Diversidad Sexual para implementar las políticas de derecho en todos los ámbitos de la vida pública, por ejemplo, en materia educativa se implementaría la educación formal de la sexualidad para que, desde la formación de niños y adolescentes, se reconozca que la sexualidad es diversa, amplia, plural y requiere respeto.

“Es necesario que, desde la educación hasta la impartición de justicia y seguridad, se entienda que es una población que tiene problemáticas específicas a partir de sus comportamientos por su condición humana, y que no todas las políticas públicas van a impactar de la misma forma”, dijo Villanueva Ramos.

Los números hablan

Desde que fue modificado el Código Civil de la Ciudad de México y entró en vigor se han celebrado 11 mil 266 matrimonios entre personas del mismo sexo.

De acuerdo con información del Registro Civil, en los últimos nueve años han contraído nupcias 295 mil 23 parejas hombre-mujer y han ocurrido 28 mil 740 divorcios, que representa una tasa del 9.7% en la CDMX.

En cuestión de los matrimonios hombre-hombre, se han formalizado 6 mil 62, y se han divorciado 364 parejas, es decir, una tasa de 6%.

Para el caso de matrimonios mujer-mujer, se han llevado a cabo 5 mil 204 uniones y 411 divorcios, lo que representa un porcentaje de 7.8%.

La similitud entre las tasas de divorcio entre los tres rubros indican que la comunidad lésbico-gay ha tenido la razón, destacó el diputado morenista Temístocles Villanueva.

“Esto quiere decir lo que hemos sabido siempre: No hay ninguna diferencia, somos seres humanos al fin de cuentas. Esto responde a un comportamiento humano, no a un comportamiento por orientación sexual y eso es lo que debemos lograr que se comprenda a la hora de realizar políticas públicas.

“Creo que el día de hoy es un tema menos tabú, no digo que en todas las familias haya desaparecido este sesgo discriminador, pero tengo la impresión de que en las calles hay un comportamiento distinto, descubrir a dos jóvenes agarrados de la mano ya no es sorpresa, nadie se espanta, nadie se escandaliza; encontrar a una pareja gay en un restaurante tampoco es una cosa extraña.

“En las escuelas ya es un tema muy visible. Las universidades públicas y privadas tienen bien delimitado su sector LGBT, que es bien reconocido y organizado. O sea, es un tema que ya nos trascendió socialmente”, destacó el legislador capitalino.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios