Todo lo que tienes que saber acerca de los tibicos

El consumo de esta bacteria ayuda al sistema inmune además que beneficia el tratamiento de diversos padecimientos

Tibicos
Conoce los múltiples beneficios de tomar agua de tibicos. Foto iStock
Menú 28/04/2021 17:00 Francisco Velázquez Actualizada 17:00
Guardando favorito...

En la actualidad el consumo de probióticos se ha popularizado gracias a todos los beneficios que aportan. Estos microorganismos ayudan a restituir la flora intestinal, la kombucha, el yogurt, el kéfir, son algunos ejemplos de alimentos que ayudan a mantener una buena digestión y prevenir enfermedades.

Según información de Larousse Cocina, los tibicos, también conocidos como hongos tibetanos o búlgaros de agua, son una especie de bacteria en forma de masas con apariencia gelatinosa y grumosa. 

Esta bacteria se alimenta con agua de piloncillo que se fermenta de un día para otro, pero en vez de reproducirse en lácteos se reproduce en agua. En algunas comunidades indígenas esta agua se bebe con fines medicinales, mientras que en estados como Puebla y Tlaxcala se utiliza a manera de “madre” para elaborar vinagre que también se usa con fines culinarios.

Entre las propiedades de los búlgaros de agua destaca su riqueza en minerales. Contiene fósforo, calcio, magnesio, vitaminas B, C, K, e incluso aminoácidos que forman proteínas.

Leer más: Kombucha, beneficios a la salud y usos

pinterest_bulgarosdeagua2.jpg
Foto: Pinterest

Bacterias medicinales

Los tibicos son una fuente de antioxidantes que ayudan al buen funcionamiento del sistema inmunológico así como el buen estado la flora intestinal, lo que ayudará a que el organismo absorba correctamente los nutrientes.

El consumo de los búlgaros de agua se puede utilizar en el tratamiento de padecimientos. Por ejemplo las cataratas, el control de los niveles de colesterol, la cura del asma, funciona como desintoxicante, para tratar la diarrea, dolores de cabeza, para el fortalecimiento de los bronquios y pulmones. Se utiliza para tratar inflamaciones corporales, el insomnio, mareos, e incluso para la prevención de problemas cardiovasculares, la reducción de la tos con flemas, la regulación del peso corporal. Ayuda a mantener saludables las venas y arterias.

No se deben tomar si se percibe un olor desagradable, pues esto significa que se encuentran en mal estado. No obstante, se debe evitar la congelación los tíbicos porque el frío  contribuye a que la colonia de bacterias muera y esto ocasiona que se pierdan los beneficios. 

Beneficios de consumir tibicos:

  • Buena digestión
  • Ayuda a la pérdida de peso
  • Previene enfermedades

pinterest_bulgarosdeagua3.jpg
Foto: Pinterest

Leer más: La salud intestinal ayuda a tener un sistema inmune fuerte

No es para todos

Su ingesta puede ser riesgosa si la persona que lo toma padece alguna patología digestiva grave (problemas de intestino permeable, en tratamiento con inmunosupresores, por transplantes y enfermedades autoinmunes: lupus, artritis reumatoide o colitis ulcerosa). Ante esto, se debe someter a las indicaciones de un nutricionista o especialista.

bulgaros_de_agua_istock2.jpeg
Foto: iStock

¿Cómo preparar búlgaros de agua en casa?

Puedes encontrar nódulos de hongos tibicos en el supermercado o vía internet con precios desde los 100 hasta 200 pesos. La manera de prepararlos es la siguiente:

Ingredientes

1 litro de agua
250 gramos de búlgaros de agua
250 gramos de azúcar
Cuchara de madera
Recipiente de vidrio o plástico

Procedimiento

Para preparar los tibicos de agua primero se disuelve el azúcar en el agua, posteriormente se agregan los hongos y se procede a revolver ligeramente. Después de este paso, el recipiente se tapa con una gasa y se deja reposar por un lapso de 24 a 72 horas.

Antes de servirlos se deben colar, y si se desea acelerar el proceso de formación de burbujas se pueden añadir unas hojas de jengibre o una pizca de bicarbonato de sodio.

pinterest_bulgarosdeagua4.jpg
Foto: Pinterest
Con información de: hongos.me, bekia fit

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios