24 | AGO | 2019
beneficios_pancita_res_menudo_nutrientes
Comer pancita brinda energía y te aporta minerales que necesitas a diario. (Foto: Flickr/kirk k)

La pancita de res, una joya de la gastronomía mexicana

18/06/2018
13:09
Vanessa Arriaga
CDMX
-A +A
Es rico en vitamina B12 y la coenzima CoQ10

Con estos fríos de lluvia, ¿apoco no se te antoja un caldo de pancita de res con su cebollita, chilito, orégano y mucho limón? Pues para que no tengas pretexto y te animes a prepararla o comerla, te decimos los beneficios que tiene la pancita de res, menudo o tripa (como le quieras llamar).

beneficios_pancita_nutrientes_menudo_tripas.jpg (Foto: Flickr/Kyle Nabilcy)

Para empezar, la pancita de res está llena de proteína esencial en la dieta diaria. Específicamente tiene la coenzima Q10 (CoQ10), la cual es buena para darte energía, beneficia las funciones cardiacas, previene la degeneración macular (ojos) y tiene algunas propiedades antioxidantes. Además, tiene aminoácidos que necesita el organismo para la producción de enzimas, tejido nuevo y hormonas.
 

Artículo

Beneficios nutricionales de los tacos

La carne aporta proteínas y hierro, la tortilla tiene calcio y la verdura posee múltiples vitaminas
Beneficios nutricionales de los tacosBeneficios nutricionales de los tacos

Es rica en vitamina B12 que mejora las funciones del sistema nervioso y aporta energía al cuerpo. También tiene altos contenidos de ácido fólico y minerales como zinc (formación de coágulos en la sangre y fortalece las defensas del cuerpo) y selenio (combate el envejecimiento). Y tiene CERO carbohidratos.
 

(Foto: Instagram/Joanna Gaspar)

Otro de sus componente es la colina (perteneciente a las vitaminas del grupo B), ésta última es un auxiliar para eliminar el colesterol del hígado y, también, es importante para la salud del corazón, previene defectos de nacimiento y cuida las membranas celulares.

Aunque también es rica en vitamina E, D, K2 y purinas; es importante mencionar que comerla en exceso podría elevar el colesterol malo, según la University of Michigan Cardiovascular Center
 

(Foto: Instagram/Jason Longoria)

Sin embargo, no podemos negar que es deliciosa, más si la combinamos con arroz, maíz (pozolero),  un poco de tocino, zanahorias, cebollita, caldo de res, jitomate, un toque de chile y algunas hierbas de olor. ¡Se convierte en un platillo totalmente completo en términos de nutrición!

Recuerda lavar bien la pancita o tripas antes de cocinarlas.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios