20 | FEB | 2019
En Guanajuato hay mezcales y tequilas, pero también aguardientes regionales de agave (foto: María Hernández)

En Guanajuato también se produce mezcal y tequila

14/09/2017
16:01
CARLOS BORBOA
-A +A
En Guanajuato hay mezcales y tequilas, pero también aguardientes regionales de agave y otras materias primas

Le platicaba la semana pasada que Guanajuato tiene una peculiaridad notable: en territorio guanajuatense confluyen vino, mezcal y también tequila. Sí, querido lector, los espirituosos serán el motivo de este encuentro.
Hace un par de semanas, durante la realización del México Selection by Concours Mondial de Bruxelles 2017, tuve la oportunidad de descubrir algunos destilados de producción local: mezcales y tequilas, pero también aguardientes regionales de agave y otras materias primas, cautivaron mi atención. Déjeme platicarle.
En el suroeste de Guanajuato corre el llamado Circuito del Tequila, cuna de distintas tequileras protegidas bajo la denominación de origen homónima; el Municipio de Pénjamo es el núcleo de la industria. De lo probado vale la pena mencionar a la Tequilera Real de Pénjamo, cuyos destilados se reconocen fácilmente por sus envases de cerámica urhani (vasija de barro, en purépecha); espirituosos 100 por ciento agave Tequilana Weber Azul, del blanco al extra añejo, se manufacturan bajo el apelativo Real de Pénjamo. También hay que apuntar a Corralejo, cuyos tequilas son bien conocidos a lo largo y ancho del territorio nacional, así como a Tres Joyas, parada obligada para constatar más de 200 años de tradición “agavera” en la región.
En los límites de Silao, el centro geográfico de México, se ubica la Destilería de María de la Paz. Fuera de la denominación de origen Tequila, esta casa dedica sus esfuerzos a la elaboración de “destilados de agave” en categorías que van del blanco al reposado, añejo y extra añejo. Debo confesar que, sin ser Tequila, los espirituosos sorprenden profundamente por su expresión aromática y gustativa.
“Carlos, ¿qué hay del mezcal?”. Como le decía al inicio, Guanajuato alberga un sinfín de destilerías protegidas bajo la respectiva denominación de origen. Grandes bodegas, aunque también pequeñas fábricas artesanales, convergen a lo largo del estado. El epicentro de la industria mezcalera es, sin lugar a dudas, San Felipe.
¿Recomendaciones? Hartas y variadas. Penca & Piedra, por ejemplo, con sus mezcales de Salmiana, Espadín y Agave Cenizo; Zemcal, 
con destilados que sorprenden por su buen balance aromático y gustativo; o Cuanax, pequeña productora de Vergel de Guadalupe, entre muchas otras.
Sobre Mezcal El Tinieblo debo hacer precisiones particulares. Este espirituoso se produce en el Ejido de Jiménez, Tamaulipas, y después se envasa a unos pocos pasos del Santuario de Atotonilco, Guanajuato. La razón es simple y debe comunicarse: la inseguridad en Tamaulipas ha llevado a distintos productores, tanto de vinos como de espirituosos, a reubicar sus proyectos. Voy a concluir apuntando a ginebras, grappa y un sinfín de licores regionales que también forman parte del amplio compendio guanajuatense. Anímese a explorarlo.  

tequila_corralejo_99000_horas_menu_el_universal.jpg

—Carlos Borboa es periodista gastronómico, sommelier certificado y juez internacional de vinos y destilados
Artículo

Se reconoce a lo mejor del vino y espirituosos mexicanos

Se reconocieron los mejores vinos y espirituosos nacionales en el marco de la primera edición del México Selection by Concours Mondial de Bruxelles
Se reconoce a lo mejor del vino y espirituosos mexicanosSe reconoce a lo mejor del vino y espirituosos mexicanos

.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios