Cómo quitarle lo picoso a la salsa

El picante se ha convertido en una característica principal de la comida mexicana, pero hay ocasiones en las que provoca tanto ardor que no se pueden apreciar el sabor de los platillos. Si te ha pasado, a continuación te contamos cómo quitarle lo picoso a las salsas

Salsa
La capsaicina provoca la sensación de picor al comer chile / Foto: Pixabay
Menú 15/07/2020 12:40 CDMX Actualizada 07:55

Los chiles son ingredientes principales dentro de la gastronomía mexicana. Ya sea serrano, jalapeño, poblano, pasilla, manzano, güero o habanero, sus variedades le aportan un toque picante a nuestros platillos. Sin embargo, hay ocasiones en que el ardor es tanto que no podemos disfrutar de la comida.

La sustancia responsable de este efecto es la capsaicina. Según un artículo de la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Perú, la capsaicina se concentra principalmente en las semillas y la cubierta de los chiles, y es un mecanismo de defensa ante los seres externos.

Si no quieres enchilarte, a continuación te compartimos cinco sencillos tips para arreglar tu salsa en caso de que sea demasiado picosa para tu paladar.

Leer más: Receta de las mejores salsas mexicanas

salsa_mexicana.jpg
Foto: Pixabay

Mezcla con lácteos

De acuerdo con el blog culinario The Spruce Eats, los lácteos contienen una proteína llamada caseína. Este compuesto se une a la capsaicina de los alimentos picantes, lo cual neutraliza la sensación de ardor en tu boca.

Por este motivo, se recomienda que agregues poco a poco leche, crema agria, yogur natural o mantequilla para disminuir el sabor picante. Es importante que tu salsa no esté caliente o en cocción para que el lácteo no se cuaje.

All Recipes sugiere que le pongas lácteos enteros, ya que poseen más grasa. Si eres intolerante a la lactosa o vegano, utiliza otro ingrediente graso como el aceite de oliva.

Leer más: Descubre qué es la salsa macha y aprende a prepararla

salsa_nachos.jpg
Foto: Pixabay

Añade sabores ácidos

Pepper Scale explica que los ingredientes ácidos como el vinagre y el jugo de limón son métodos confiables para que una salsa sea menos picante. Esto se debe a que la capsaicina es un aceite alcaloide y los componentes ácidos neutralizan su pH, señala Foodal.

No obstante, su sabor puede ser lo suficientemente fuerte para alterar una salsa delicada, por lo que se aconseja que lo incorpores con cuidado. Tan solo añade el jugo de medio limón o una cucharada de vinagre para una porción de salsa de 250 ml aproximádamente.

Si es una salsa hecha a base de jitomate, All Recipes dice que aumentes las cantidades de este fruto dentro de tu receta.

Agrega un endulzante

Pepper Scale señala que un toque de azúcar o miel bastará para distraer a tu paladar del ardor provocado por el picante. En el caso particular del chile habanero, la marca de salsas Secret Aardvark propone añadir pedazos de zanahoria, mango o piña a la preparación para suavizar su sabor.

Leer más: La mejor receta para salsa verde y roja

salsa_picante.jpg
Foto: Pixabay

Sirve con alimentos almidonados

Si no deseas ingredientes extra en tu salsa, el blog gastronómico The Kitchn propone que sirvas la salsa picante con alimentos de sabor suave o almidonado, como arroz, pasta, pan o papas.

Duplica los ingredientes no picantes

Otra alternativa es duplicar la cantidad de ingredientes no picantes para balancear los sabores. Puedes valerte de verduras o caldo de pollo para diluir el picante. Si no usas toda la salsa en tu comida, almacénala en frascos de vidrio para que se conserve durante más tiempo.

Sigue estos sencillos consejos para aprovechar tus alimentos y platillos al máximo.

Temas Relacionados
salsas salsa picante tips de cocina

Comentarios