Cómo hacer leche vegetal en casa

Las leches vegetales surgieron como una alternativa para quienes son intolerantes a la lactosa o llevan una alimentación vegana. Si quieres aprender a hacer algunas variedades, aquí te decimos qué necesitas

leche
Haz tu propia leche de coco, almendras o soya en casa / Foto: Pixabay
Menú 13/05/2020 08:00 Paola Monterrubio CDMX Actualizada 11:55
Guardando favorito...

De acuerdo con la Asociación Americana de Nutrición, las leches vegetales son una alternativa ideal si eres intolerante a la lactosa, sufres de colitis o llevas un estilo de vida vegano.

Además, explica que estas bebidas aportan menos calorías y más contenido en agua que la leche común. También son fáciles de hacer, así que si deseas probarlas durante esta cuarentena, esta es tu oportunidad.

A continuación, te compartimos tres recetas para hacer leche vegetal desde la comodidad de tu casa.

Leer también: #RECETA Prepara leches vegetales caseras

leche-vegetal-alimentacion.jpg

Leche de coco

Según la Asociación Americana de Nutrición, la leche de coco contiene la misma cantidad de grasa que la leche de vaca. Por ello, se recomienda un consumo moderado de este producto.

Ingredientes:
-Dos tazas de coco rallado sin azúcar
-Cuatro tazas de agua caliente

Modo de preparación:
1. Pon el coco rallado en la licuadora. Añade las cuatro tazas de agua caliente. Deja que ambos ingredientes reposen durante cinco minutos para que el coco se ablande. No drenes el agua.
2. Comienza a mezclar a una velocidad baja para que los ingredientes se integren. Después sube la velocidad entre uno y dos minutos o hasta que la consistencia de la leche sea suave.
3. Vierte la leche a través de un colador de malla fina en un recipiente. Vuelve a colar a través de una gasa o tela delgada para eliminar los restos más pequeños.

Podrás almacenar la leche de coco en tu refrigerador durante cuatro días, según el sitio gastronómico Food.

Leer también: Lo que debes saber sobre las 'leches' vegetales

leche-almendras-receta.jpg

Leche de almendras

De acuerdo con el portal culinario Food, la siguiente receta se puede replicar con otros frutos secos como nueces, cacahuates, pistaches pelados, etc. Es importante que no estén sazonados ni tostados para no afectar el sabor de la leche.

Ingredientes:
-Una taza de almendras crudas sin sal añadida
-Tres o cuatro tazas de agua
-Endulzante al gusto

Modo de preparación:
1. Coloca las almendras en un tazón y vierte agua fría sobre ellas. Déjalas remojar durante la noche o hasta dos días. Mientras más tiempo se remojen, más cremosa será la consistencia de la leche.
2. Escurre las almendras y desecha el agua de remojo.
3. Pon las almendras en la licuadora. Vierte tres o cuatro tazas de agua filtrada muy caliente, sin llegar a hervir. Asegúrate de no llenar completamente la licuadora, ya que la mezcla se expandirá.
4. Mezcla los ingredientes a una velocidad baja durante unos segundos. Después, aumenta la velocidad y licúa hasta obtener un líquido cremoso y suave.
5. Con ayuda de un colador de malla fina, una tela de gasa o una toalla delgada de cocina, cuela la mezcla para quitar los trozos de almendra. Si usas una tela, vierte la leche a través de ella, toma las orillas y exprime hasta sacar todo el líquido.

Si deseas darle más sabor, agrega una cucharadita de extracto de vainilla, una pizca de sal marina y el endulzante de tu preferencia. Una vez que tengas tu leche de almendras, podrás almacenarla de tres a cuatro días en refrigeración.

Leer también: ¿Cuál es la leche vegetal con más aporte nutrimental?

leche-soya-receta.jpg

Leche de soya

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, la leche de soya es una proteína de alta calidad, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales para el ser humano. Además, esta saludable bebida es muy fácil de hacer, tan solo necesitas lo siguiente.

Ingredientes:
-Una taza de granos de soya
-Una taza y media de agua

Modo de preparación:
1. Remoja los granos de soya durante la noche.
2. Al día siguiente, escurre y enjuaga bien la soya.
3. Coloca la soya en la licuadora y agrega la taza y media de agua. Mezcla hasta conseguir una consistencia suave.
4. Cuela la leche a través de una gasa o tela fina. Exprime todo el líquido.

Por su parte, el portal de vida sustentable, One Green Planet, recomienda agitar bien las leches vegetales antes de consumir, para lograr una consistencia más uniforme y agradable para tu paladar.

Temas Relacionados
Leche lacteos
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones