Suscríbete

Beneficios del agua ionizada

Te decimos para qué sirve este tipo de agua y cada cuánto beberla

beneficios agua ionizada alcalina
Consumirla a diario también puede tener efectos secundarios. (Foto: Pexels)
Menú 28/06/2018 13:01 Vanessa Arriaga Actualizada 13:15

Hay varios tipos de agua y cada una tiene sus propios beneficios y efectos secundarios si se bebe en exceso. En esta ocasión, te decimos cuáles son los beneficios del agua ionizada, así como los daños que puede ocasionar si se excede su consumo.
 

Este tipo de agua se pasa por electricidad, es decir, pasa por un proceso de electrólisis. Esto produce que los iones positivos se balanceen con los electrodos negativos; por otro lado, los iones negativos se conjuntan con los electrodos positivos. Lo anterior implica que los minerales alcalinos (calcio, potasio y magnesio) se concentren al igual que los minerales ácidos (nitratos, cloratos, sulfatos y fluoratos).

Así, recibe el nombre de agua ionizada alcalina que no es lo mismo que el agua alcalina ya que a ésta sólo se le agregan minerales sin pasar por un procedimiento en el que los iones negativos y positivos se separan.

Ahora, lo anterior puede ser un poco complicado, pero lo importante son los beneficios que tiene, por ejemplo:

Tiene más antioxidantes ya que contiene una molécula compuesta por dos átomos de hidrógeno que produce radicales libres en la sangre, es decir, reduce el daño oxidativo.

Balancea el pH ya que esté es más alto que el agua simple, lo que la convierte en alcalina y ayuda a contrarrestar el ácido en nuestro organismo que ingerimos a diario por medio de la alimentación.

agua_ionizada_alcalina_beneficios_salud_1.jpg

Puede prevenir ciertas enfermedades al regenerar el sistema inmunológico.

Filtra el cloro, flúor y otras toxinas en el organismo.

Al reducir los niveles de ácido en el cuerpo, mejora la salud gastrointestinal, pues es en el estómago donde se almacena gran parte de los ácidos, así, previene los daños al esófago, el reflujo y la inflamación.

Sin embardo, no todo es perfecto con el agua ionizada alcalina, ya que si se bebe demasiado, el intestino delgado puede llegar a volverse alcalino, lo que puede provocar que haya infecciones urinarias, hipertensión, dolor muscular y hasta comportamientos erráticos en el corazón.

Lo recomendable es beberla con moderación (o usarla para cocinar) y consumir más agua simple.
 

Comentarios