Alimentos que dañan los riñones

Menú 17/04/2021 10:00 Paola Monterrubio CDMX Actualizada 23:45
Guardando favorito...

Si eres propenso a los cálculos renales u otras enfermedades en los riñones, es necesario que cuides tu dieta y evites consumir frecuentemente estos alimentos que podrían afectar tu salud

¿Sabes para qué sirven los riñones? Estos órganos en forma de frijol filtran los desechos de la sangre y eliminan el exceso de líquido en el cuerpo; asimismo, expulsan los ácidos producidos en las células, manteniendo un equilibrio en los niveles de agua, sales y minerales del torrente sanguíneo, explica el Instituto Nacional de la Diabetes, las Enfermedades Digestivas y del Riñón (NIDDK) de los Estados Unidos.

Estos residuos se convierten en orina que viaja por los uréteres y se almacena en la vejiga. Cuando este proceso no se realiza correctamente, los riñones no filtran suficientes desechos de la sangre y se genera un estado de malestar general; algunos síntomas son presión arterial alta, hinchazón en pies y tobillos, pérdida del apetito, fatiga, falta de aliento, picazón en la piel, calambres y micción frecuente.

Para evitarte este tipo de problemas de salud, es importante que tengas una dieta limitada en sodio, potasio y fósforo, asegura el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Por esta razón, aquí te decimos qué alimentos podrían hacerle daño a tus riñones si los consumes frecuentemente y si padeces problemas renales. 

Leer también: Alimentos altos en sodio

refresco_6.jpg
(Foto: Unsplash)

Bebidas carbonatadas

De acuerdo con un estudio publicado en Epidemiology, el consumo de dos o más bebidas carbonatadas al día incrementa el riesgo de tener cálculos renales, así como de diabetes e hipertensión, dos factores ligados a la insuficiencia renal crónica.

Esto se debe a su alto contenido en ácido fosfórico, una sustancia que modifica el pH de la orina y facilita la formación de piedras en los riñones. Los resultados fueron negativos tanto en refrescos comunes como en presentaciones de dieta.

Si este padecimiento no se atiende, causa síntomas como dolor intenso en el abdomen, náuseas, vómitos, fiebre, micción frecuente y orina de color rosado, rojo o marrón, entre otros signos de alerta, indica la Clínica Mayo de los Estados Unidos. Por ello, se sugiere que optes por agua natural, aguas a base de frutas o infusiones sin azúcar añadida.

Alimentos enlatados

Aunque son económicos y pueden almacenarse por varios meses, la mayoría de los alimentos enlatados tienen sal añadida que alarga su vida de anaquel; como consecuencia, estos productos poseen grandes cantidades de sodio que podría afectar tus riñones, determina un artículo de la revista médica Advances in Chronic Kidney Disease.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la ingesta diaria recomendada de sodio es de 2 gramos, el equivalente a 5 gramos de sal. No obstante, la población mexicana consume hasta 11 gramos de sal al día, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Algunos alimentos enlatados como los chícharos o los frijoles contienen hasta 500 mg de sodio en una porción, afirma la Universidad de Nebraska-Lincoln; esto es igual al 25 por ciento de la ingesta diaria recomendada en menos de una comida.

Ante este panorama, es preferible que comas sopas, vegetales, pescados o legumbres frescas. Del mismo modo, una investigación de Journal of the American Dietetic Association comprobó que escurrir y enjuagar estos alimentos antes de comerlos, disminuye su contenido en sodio de un 33 a un 80 por ciento.

Leer también: 7 alimentos que limpian los riñones

embutidos_2.jpg
(Foto: Pixabay)


Carnes procesadas

Una publicación de la revista médica Journal of Renal Nutrition concluyó que las carnes procesadas incrementan el riesgo de insuficiencia renal crónica entre un 73 y un 99 por ciento, debido a su alto contenido en sodio.

Esta categoría incluye salchichas, pepperoni, salami, tocino, jamón u otras carnes que sean saladas, secas, curadas o enlatadas. Estos alimentos también se han vinculado a una mayor incidencia de enfermedades cardíacas y diabetes mellitus, de acuerdo con la revista Circulation. A su vez, ambos padecimientos agravan el riesgo de insuficiencia renal crónica.

De igual manera, Harvard Health Publishing recomienda que moderes tu consumo de proteína animal como las carnes rojas y los lácteos. El exceso de estos alimentos eleva las concentraciones de ácido úrico, aumenta la excreción de calcio y podría causarte cálculos renales.

Alimentos encurtidos

Si se te antojaron unos pepinillos encurtidos en tu ensalada o sándwich, tal vez debas pensarlo un poco más. El blog especializado en salud Healthline menciona que estos alimentos poseen un alto contenido en sodio.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, 100 gramos de pepinillos encurtidos poseen 1,210 mg de sodio, más de la mitad de la ingesta diaria recomendada por la OMS. Por su parte, las calabazas encurtidas tienen 951 mg de sodio, mientras la col encurtida cuenta con 969 mg de sodio.

Las aceitunas tampoco están exentas de las altas cantidades de este mineral: cada 100 gramos de aceitunas contienen 1,560 mg de sodio, el 78 por ciento de la ingesta diaria recomendada. Por este motivo, se aconseja que las utilices con moderación dentro de tus comidas.

Leer también: Hábitos alimenticios que dañan los riñones

cacahuates_0.jpg
(Foto: Pixabay)


Cacahuates salados

National Kidney Foundation señala que la mayoría de los cálculos renales están formados de oxalato de calcio. Este compuesto está presente en alimentos como la espinaca, el betabel, la acelga, el camote, los cacahuates salados y el chocolate. La ingesta limitada de estos productos previene la formación de piedras en los riñones en personas con antecedentes de esta enfermedad.

Si te cuesta trabajo sacarlos de tu dieta, intenta comerlos naturales y junto con alimentos ricos en calcio puro; por ejemplo, legumbres, frutos secos sin sal añadida, verduras, frutas y pescado. La combinación de estas sustancias se procesa en el estómago y los intestinos, antes de que lleguen a los riñones, reduciendo las posibilidades de cálculos renales.

Ante cualquiera de los síntomas mencionados, es importante que consultes a tu médico para que te recomiende la mejor alimentación para ti.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios