Estados Unidos nunca se fue de La Habana

Cultura 22/07/2015 20:02 Actualizada 20:02

Las referencias norteamericanas en la capital cubana. Fotografías de estrellas de Hollywood, deportistas y monumentos con referencias del vecino del norte abundan en la isla

Una estatua de bronce del fallecido John Lennon en un banco del parque que lleva su nombre en La Habana, Cuba. Una inscripción en español recoge extractos de la canción “Imagine” de Lennon: "Dirías que soy un soñador, pero no soy el único".

La luz cruza un mural de celebridades que se alojaron en el Hotel Nacional, como Fred Astaire y Nat King Cole, en el hotel en La Habana, Cuba. Muchos hoteles muestran imágenes e historias de los días en los que La Habana era un sitio de diversión glamoroso para mafiosos, estrellas de cine y jugadores de béisbol.

Un monumento a Julius y Ether Rosenberg en el barrio habanero de Vedado, en Cuba. La inscripción dice "Por la paz, el pan y las rosas enfrentemos al verdugo. Ethel y Julius Rosenberg. Asesinados el 19-6-1953". Ambos fueron ejecutados por el gobierno de Estados Unidos tras ser acusados de pasar secretos atómicos a la Unión Soviética.

La Esquina de Cretinos, en el Museo de la Revolución, con imágenes satíricas de tres presidentes estadounidenses: Ronald Reagan, George H.W. Bush y su hijo, George Bush, junto con el dictador cubano Fulgencio Batista, derrocado por la revolución comunista, en La Habana, Cuba.

El ala de un avión de la fuerza aérea estadounidense en una exposición junto con el viejo fuselaje de misiles soviéticos, en la parte superior, en el complejo militar de Morro Cabaña, abierto a los turistas en La Habana, Cuba. El gobierno cubano señala que el ala pertenecía al avión del piloto estadounidense Rudolf Anderson, que murió el 27 de octubre de 1962 cuando su nave de reconocimiento fue derribada al sobrevolar el espacio aéreo cubano durante la Crisis de los Misiles de Cuba.

Una fotografía de Fidel Castro estrechando la mano del escritor estadounidense Ernest Hemingway, en el centro, y un retrato de Ángel Martínez, fundador del famoso bar restaurante "La Bodeguita del Medio", a la izquierda, en su establecimiento en la Vieja Habana, Cuba.

Visitantes mirando una figura de cera del escritor estadounidense Ernest Hemingway en una exposición en el museo de cera de Bayamo, Cuba. Hemingway vivió de forma intermitente en Cuba durante años y trabajó allí en algunos de sus libros más famosos, como "Por quién doblan las campanas" ("For Whom the Bell Tolls") y "El viejo y el mar" ("The Old Man and the Sea").

Temas Relacionados
undefined