11 | NOV | 2019
Después de realizarle diversos estudios, como una biometría hemática, le confirmaron que tenía leucemia aguda
Después de realizarle diversos estudios, como una biometría hemática, le confirmaron que tenía leucemia aguda. Foto: EuropaPress

Vence leucemia que padecía desde niña

15/02/2019
15:16
Notimex
-A +A
La sobreviviente de cáncer recomienda a los padres de familia estar muy pendientes de cualquier señal que refleje que no está bien la salud de sus hijos

Puebla.- Angelina Ramírez Bolaños, de 30 años de edad, es una sobreviente del cáncer ya que de niña padeció leucemia aguda, pero con tratamientos en el Hospital de Alta Especialidad Médica del Instituo Mexicano del Seguro Social (IMSS) “San José” de Puebla logró superar.

Todo comenzó cuando ella tenía 7 años, dijo en conferencia de prensa, entonces padecía dolor de estómago, sangrado en la nariz, dolor de cabeza y dejó de comer; lo que también debilitó su sangre.

Después de realizarle diversos estudios, como una biometría hemática, le confirmaron que tenía leucemia aguda y con ello comenzó un tratamiento que consistió en quimioterapias, radioterapias y trasplante de médula, éste último fue difícil porque no era compatible con algunos de sus familiares, dijo.

Sufrió de discriminación en la escuela por la creencia de que podía contagiar a sus compañeros, teoría que la medicina rechaza, toda vez que la leucemia no es contagiosa ni hereditaria, señaló.

Angelina Ramírez citó que en todo este proceso de seis años, lo más difícil fue cuando estuvo en terapia intensiva, pues sus defensas estaban bajas y ello derivó en una neumonía que se conjuntó con varicela.

Sin embargo, con la ayuda de los médicos y enfermeras del IMSS, así como del cariño de sus padres y hermanos salió adelante, a tal grado que teniendo 13 años de edad fue dada de alta y solo de manera periódica acudía a revisión médica.

Comentó que los médicos dijeron que eran pocas las posibilidades de ser madre, pero teniendo 14 años se embarazó y tuvo su primer hija, a quien llamó Haydee, y cinco años después a su segunda hija, llamada Mayte Guadalupe.

Hoy, la empleada en una tortillería y sobreviviente de cáncer en la sangre, recomienda a los padres de familia estar muy pendientes de cualquier señal que refleje que no está bien la salud de sus hijos.

om

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios