26 | ENE | 2020
Una despedida a Samir y el anuncio de "boicot" a consulta
Vecinos del poblado de Amilcingo despiden los restos del líder comunitario Samir Flores, quien fue asesinado el miércoles afuera de su casa. (TONY RIVERA. EL UNIVERSAL)

Una despedida a Samir y el anuncio de "boicot" a consulta

22/02/2019
04:41
Justino Miranda / Corresponsal
-A +A
Cientos de personas acompañaron el cortejo fúnebre del opositor a la termoeléctrica hasta el panteón de la comunidad

Amilcingo.— Una lona se extiende con fuerza y sigue el féretro de Samir Flores Soberanes. La leyenda “Agua sí, termo no” cobra vida con los gritos de los dolientes y acompaña el cortejo fúnebre hasta el panteón local. 

Ese lema, dicen los dolientes, resume la lucha del joven herrero y provoca el dolor de sus familiares, amigos y vecinos, porque nadie logra desmentir las versiones que corren por el pueblo: el Estado mató a Samir por su activismo en contra de la termoeléctrica.

Poco a poco se conocen más datos sobre el crimen perpetrado la madrugada del miércoles a las puertas de su domicilio, en esta comunidad indígena de la zona Oriente del estado.

Samantha César, habitante de Amilcingo e integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala (FPDTA-MPT), principal agrupación que se opone a la planta, dice que los autores del asesinato dejaron estacionado su auto sobre la avenida Vinh Flores Laureano y caminaron hacia el segundo callejón de esa calle. 

Desde ahí llamaron a gritos a Samir, pero quien los escuchó fue su madre. Lo despertó y le dijo que alguien lo buscaba. Cuando salió fue acribillado con cuatro disparos de arma de fuego.

El sitio donde cayó está cercado con piedras y ramos de flores. Una veladora está encendida y al paso de la marcha fúnebre se apaga lentamente por el polvo que levantan las pisadas de los dolientes.

Samir abandonó el hogar de su hermano, donde lo velaron, alrededor de las 17:25 horas, seguido de una banda de viento que tocó la tambora y el trombón al ritmo de la canción Te vas, ángel mío. Más adelante ese grupo acompañó el cortejo fúnebre con música de chinelo, propia del estado.

Reclamo al Presidente. Cuando el féretro y las coronas de flores alcanzaron la calle comenzaron las consignas contra el Presidente de la República. “Obrador decía que todo cambiaría, mentira, mentira, la misma porquería”. Otro coro de mujeres grita a todo pulmón: “Samir, tú no moriste, el Estado te mató”, pero la consigna que retumba a lo largo de la marcha cimbra a los dolientes: “Agua sí, termo no”. Media hora después llega el cortejo fúnebre al panteón local.

Plan de acción. Más tarde, los organizadores ofrecieron una conferencia y anunciaron un “boicot pacífico contra la consulta o que la gente que decida votar lo haga en contra de la termoeléctrica”.

También se movilizarán hoy, partiendo de la comunidad de Huexca hacia Cuautla. En Cuernavaca marcharán a la Plaza de Armas Emiliano Zapata. Por la tarde, en la Ciudad de México, del Ángel de la Independencia al Zócalo.

A 24 horas del homicidio de Samir, la Fiscalía General del Estado mantiene en reserva las indagatorias, pero trascendió que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, recibió una investigación extrajudicial en la que suponen que fue asesinado por “un ajuste de cuentas” del crimen organizado.

En el expediente que entregaron a Sánchez Cordero se cita que el autor material del crimen es Arturo Aparicio, presunto suegro del edil de Temoac, Valentín Lavín.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios