21 | SEP | 2019

Tras ataque PRD cambia sede de casa de campaña

13/05/2019
01:31
Gabriela Martínez / Corresponsal
-A +A
Mónica Jiménez retoma actividades proselitistas en busca de diputación; el jueves pasado dos brigadistas del partido resultaron lesionados

[email protected]

Tijuana.— La candidata a diputada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mónica Jiménez, cambió la sede de su casa de campaña en la colonia Obrera, luego del ataque armado que se registró en contra de dos de sus brigadistas el jueves pasado, frente al inmueble.

Jiménez, quien desde hace años emprendió un movimiento para evitar el cobro a los residentes en Playas de Tijuana por el uso de la caseta situada sobre la carretera federal en esa delegación, dijo que el equipo de campaña decidió mantener bajo resguardo la nueva dirección por el temor de los mismos voluntarios.

A diferencia de la última oficina, aquí no hay cartulinas del partido ni está cubierta con los rostros de los candidatos del sol azteca. Es el primer día que Jiménez retoma su itinerario para continuar con su campaña, a dos días del ataque que dejó a dos voluntarios lesionados, quienes terminaron en el hospital.

De acuerdo con Jiménez, el jueves pasado tenían una reunión de coordinadores en la casa de campaña, la familia de uno de ellos —dos hermanos y su mamá— los esperaban en una de las unidades oficiales del equipo, identificable porque tenía microperforados, además de que los jóvenes usaban el uniforme en ese momento.

Primero llegó un convoy de patrullas municipales acompañadas de un vehículo militar, se acercaron a los brigadistas, les preguntaron si cargaban droga y después de identificarse los dejaron, pero antes de retirarse les lanzaron una frase que después contaron a la candidata: “Dile a estos muchachos que aprendan a respetar quién manda todavía”.

No pasaron más de cinco minutos, según calcula Jiménez, cuando desde la oficina en medio de la reunión escucharon decenas de disparos; apenas volteó a la ventana y alcanzó a mirar los destellos que dejaban un par de balas mezclándose entre el aire y el carro donde estaban los brigadistas.

El reporte policiaco contó entre 27 y 28 balas desperdigadas alrededor del auto donde estaban los voluntarios estacionados frente a la casa de campaña, a unos 15 o 20 pasos. Los jóvenes después relataron que tras el convoy de policías, un coche con dos hombres se les emparejó, sacaron un par de armas desde la ventana y abrieron fuego.

“No creo que haya sido ajeno a nosotros, fueron directo a los muchachos, estaban viendo y esperando a que salieran. Fue a cinco minutos de que se fueron. Estamos asustados, pero estamos a nada de que termine la campaña y no podemos detenernos por miedo”, advirtió.

El director de la Policía de Tijuana, Mario Martínez, y el subprocurador de justicia en la ciudad, Jorge Alberto Álvarez, explicaron que no hay una sola línea de investigación, pero indican que en las inmediaciones han ocurrido diferentes incidentes violentos relacionados con el narcomenudeo debido a la existencia de tiendas dedicadas a la distribución de droga en ese vecindario.

El viernes pasado, los candidatos del PRD a la gubernatura y la presidencia municipal, Jaime Martínez Veloz y Julián Leyzaola, encabezaron una rueda de prensa en la que bajo el lema “si tocan a uno, tocan a todos”, culparon a los gobiernos locales por no poder garantizar la seguridad del proceso electoral ni la de los ciudadanos, además de advertir que no se trató de un incidente de inseguridad casual.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios