Suscríbete

Sandoval no temía por su integridad, aseguran

Sus allegados afirman que sólo salía en compañía de dos escoltas y rara vez se trasladaba en autos blindados; en el asesinato participaron entre 8 y 10 personas: fiscal

Sandoval no temía por su integridad, aseguran
El cuerpo del exgobernador fue velado en la funeraria Gayosso, en Guadalajara. Foto:
Estados 19/12/2020 02:20 Raúl Torres / Corresponsal Actualizada 02:20

Guadalajara.— El exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, no temía por su seguridad y prueba de ello es que siempre lo cuidaban sólo dos personas, coincidieron algunos de sus allegados; el exmandatario estatal fue asesinado la madrugada de este viernes en Puerto Vallarta, escenario, desde hace años, de hechos violentos atribuidos al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez, quien se tras-ladó a Puerto Vallarta para conducir la investigación, dijo que se trató de un ataque directo y que todas las evidencias fueron eliminadas por el propio personal del bar donde ocurrió la agresión.

Aseguró que el exgobernador tenía asignados 15 escoltas y tres vehículos blindados para su protección, pero sus allegados afirman que siempre lo acompañaban sólo dos personas y rara vez se movía en autos blindados.

“Esa es la muestra de que no tenía una preocupación por su seguridad y no esperaba que lo atacaran”, señaló el presidente estatal del PRI, Ramiro Hernández García, quien consideró que la mayoría del personal que la fiscalía dice haber asignado al exmandatario protegía a su familia o era una ayudantía.

Los hechos
 

El relato de las autoridades señala que Aristóteles Sandoval fue asesinado aproximadamente a las 01:40 horas del viernes, por un sujeto que lo siguió al baño y le disparó por la espalda en el bar Distrito 5 de Puerto Vallarta.

Según la reconstrucción hecha por el fiscal, el exgobernador llegó al lugar cerca de las 22:00 horas del jueves junto con otras tres personas. Hacia las 01:40 horas, se levantó al baño y fue seguido por un hombre que le disparó.

Solís Gómez precisó que en el atentado participaron entre ocho y 10 sujetos que apoyaron en el escape al asesino, provocando un tiroteo afuera del bar, y al mismo tiempo impidieron que el exmandatario recibiera atención médica oportuna cuando sus acompañantes intentaron llevarlo a un hospital a menos de un kilómetro de distancia. Sandoval Díaz murió antes de llegar.

El primero en informar lo que ocurrió fue el actual mandatario, Enrique Alfaro: “Con un profundo dolor, quiero informarles que hace unos momentos el exgobernador de nuestro estado, Aristóteles Sandoval, fue víctima de un ataque directo en Puerto Vallarta. Lamentablemente ha fallecido.

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el asesinato y señaló que es una investigación que le corresponde al gobierno de Jalisco, aunque ofreció apoyo del gobierno federal.

print_120981678.jpg

Eliminan evidencia
 

El fiscal estatal indicó que los empleados del bar limpiaron la escena del crimen, de tal forma que ni siquiera se tuvo acceso a las cámaras de seguridad.

Por la tarde, la dependencia obtuvo varias órdenes de cateo y desplegó a un numeroso grupo de elementos para inspeccionar el bar y los negocios contiguos en busca de indicios; se informó, además, que se realizaron diligencias en dos hoteles de este destino turístico.

Por la tarde, el gobernador indicó que el asesinato de su antecesor es un desafío al Estado mexicano: “Lo que acabamos de vivir no sólo es un homicidio, es un desafío contra el Estado mexicano, es un reto enorme que nos obliga a las instituciones a no bajar la guardia, a mandar un mensaje claro de que no nos van a doblar, de que vamos a seguir trabajando para recuperar la paz y la tranquilidad de nuestro estado, es momento de estar unidos todos los jaliscienses, porque enfrentamos a delincuentes que buscan sumir a nuestro estado en el miedo y la zozobra”.

El cuerpo de Sandoval Díaz llegó a las 19:00 horas a una funeraria de Guadalajara, donde fue velado por familiares y amigos. Este sábado tendrá lugar una misa de cuerpo presente.

La violencia en Puerto Vallarta
 

El hecho más sonado tuvo lugar en agosto de 2016, cuando dos de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, fueron secuestrados junto con otras personas en el restaurante La Leche.

En fecha más reciente, en noviembre de este año, el empresario Felipe Tomé, ligado a los hijos de la exprimera dama Marta Sahagún, fue asesinado en este puerto. En julio pasado, un grupo de empresarios de Guanajuato fue plagiado y uno de ellos murió en un tiroteo.

Comentarios