22 | ENE | 2020
Reviven melodías tras sismo del 7-S
Jesús Lagunas tiene más de 30 años como filarmónico; en 2018 él y sus compañeros iniciaron la construcción de una capilla a Santa Cecilia. Foto/ALBERTO LÓPEZ. EL UNIVERSAL

Reviven melodías tras sismo del 7-S

17/11/2019
02:25
Alberto López Morales / Corresponsal
   
-A +A
Músicos se recuperan en los festejos en honor a Santa Cecilia

Juchitán.— El terremoto del 7-S de 2017 apagó la alegría de los músicos juchitecos durante más de un año. Muchos perdieron sus casas, sus instrumentos musicales quedaron bajo los escombros y se cancelaron los contratos. Hubo grandes pérdidas económicas.

A unos días de la celebración en honor a Santa Cecilia, la patrona de los músicos, el director del grupo musical La Fiesta, Jesús Lagunas Flores, recuerda los azarosos días de finales de 2017: la ciudad quedó destruida, el silencio y la tristeza se impusieron y las fiestas se apagaron.

A Macario, un saxofonista que vivía en el sur de la ciudad, se le vino la casa encima y enfermó. No resistió el pesar y murió dos meses después del terremoto, recuerda Jesús, y añade que, para llamar la atención de las autoridades, organizaron dos maratones musicales en noviembre de 2017.

Cerca de 400 músicos recibieron del gobierno federal un apoyo único de 2 mil 370 pesos para enfrentar la dura situación económica que estaban pasando: “Ya sabe usted, la vida del músico es precaria, apenas se ganan 500 pesos en tocadas”, dice.

Jesús es hijo y nieto de músicos. Tiene más de 30 años como filarmónico y el año pasado, cuando fue dirigente de la Delegación 204 del Sindicato de Músicos, comenzó con otros compañeros la construcción de una capilla a Santa Cecilia, que estará lista el próximo año.

Las pérdidas

El profesor Arquímedes López Velueta, de 35 años, toca el teclado, la guitarra y canta en eventos caseros. Cobra unos 3 mil pesos por tocada. Después del terremoto y hasta diciembre de 2017, perdió unos 21 contratos.

Otras agrupaciones musicales, como los Wilmar, los Soberanos y Caribe, que cobraban entonces entre 13 y 15 mil pesos por contrato, perdieron más, a ellos también les cancelaron los contratos. La ciudad quedó silenciada por el terremoto: “Por eso organizamos los dos maratones musicales y sólo así el gobierno volteó a mirarnos”, señala.

Dos años y dos meses después del 7-S, Arquímedes, como sus compañeros filarmónicos, se alista para la fiesta en honor a Santa Cecilia, la patrona de los músicos, que se realizará el 22 de noviembre en la Octava Sección de esta ciudad, donde alternarán varias agrupaciones musicales.

“Nos da gusto que poco a poco la situación se normalice, porque en 2018 hubo pocas fiestas particulares y se suspendieron las Velas juchitecas”, expresa. EL UNIVERSAL Oaxaca

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios