21 | AGO | 2019
Con las tarifas vigentes en la zona metropolitana, un obrero que tome dos camiones de ida y otros tantos de vuelta, deberá erogar 288 pesos por semana. FOTO: Archivo EL UNIVERSAL
Con las tarifas vigentes en la zona metropolitana, un obrero que tome dos camiones de ida y otros tantos de vuelta, deberá erogar 288 pesos por semana. FOTO: Archivo EL UNIVERSAL

Regiomontanos alistan protestas por alza al transporte público

15/09/2018
15:45
David Carrizales / Corresponsal
-A +A
Rutas camioneras ordinarias elevarían el pasaje de 12 a 13 pesos para pagos en efectivo, con incrementos trimestrales de 50 centavos, mientras el Metro subiría su costo de 4.50 a 5.50 por viaje; ambos ajusten tendrían aumentos trimestrales y mensuales, respectivamente

Monterrey.- Dado que el costo del transporte público en la zona metropolitana de Nuevo León ya es el más caro del país, ciudadanos y colectivos alistan acciones de protesta en rechazo a los incrementos a las tarifas del sistema colectivo Metro y en los camiones del transporte urbano, que el gobierno del estado proyecta autorizar el próximo lunes.

La Agencia Estatal para la Racionalización y Modernización del Transporte Público de Nuevo León, propuso elevar de 4.50 a 5.50 el costo del pasaje en el Metro y diez centavos mensuales hasta llegar a nueve pesos el primero de noviembre de 2021.

Mientras las rutas camioneras ordinarias elevarían el pasaje de 12 a 13 pesos para pagos en efectivo, con incrementos trimestrales de 50 centavos, hasta alcanzar una tarifa de 19.50 pesos; en tanto para los pasajeros que utilizan el sistema de prepago con la denominada “Tarjeta Feria”, el incremento sería de 12 pesos, más aumentos mensuales de diez centavos hasta ubicar la tarifa en 16.70 pesos dentro de tres años.

Sin embargo, la propuesta de elevar las tarifas no fue aprobada en el seno de la Comisión de Costos y Productividad del Consejo Estatal del Transporte y Vialidad por el voto en contra de los representantes de las cámaras empresariales Caintra, Coparmex y Consejo Cívico de las Instituciones, del municipio de San Pedro y la representación de los usuarios.

El director de la Agencia Estatal para la Racionalización y Modernización del Transporte Público de Nuevo León, Jorge Longoria Treviño, alegando que “todo ha subido, hasta las palomitas”, votó a favor del incremento junto con los representantes de los transportistas y la directora ejecutiva del Consejo Estatal del Transporte y Vialidad, Elizabeth Garza Martínez.

El funcionario informó que la decisión final se tomará el lunes por los 44 integrantes del Consejo. Cabe mencionar que el gobernador Jaime Rodríguez, fue el que primero anunció en agosto la necesidad de “ajustar” las tarifas del transporte público en todas sus modalidades.

Rocío Maybé Montalvo Adame, dirigente de la agrupación Únete Pueblo y representante ciudadana ante el Consejo Estatal del Transporte y Vialidad, informó que este domingo diversos colectivos y usuarios realizarán una manifestación para exigir que no suba el costo de los pasajes y demandar la renuncia de Jorge Longoria porque más que un mediador para conciliar los intereses de los usuarios y los transportistas, está claramente al servicio de los empresarios camioneros.

Además, expuso, el funcionario no ha cumplido con la obligación de realizar inspecciones periódicas cada seis meses o por lo menos una vez al año, a todos los camiones de pasajeros, pues el personal de la Agencia Estatal para la Racionalización y Modernización del Transporte, se ha limitado a revisar las condiciones físicas, mecánicas y eléctricas de las unidades de modelos más recientes: 2016, 2017 y 2018.

Los empresarios del ramo no han cumplido con el compromiso de modernizar su flotilla y en este momento tendrían que estar fuera de servicio unas dos mil 200 unidades de las cuatro mil 700 que están en operación, y a cada momento quedan varadas por fallas mecánicas, provocando que los usuarios deban esperar para tomar otro camión de la misma empresa, o tener que abordar otro con el consecuente pago adicional.

Según Montalvo Adame, en lo que va de la administración de Jaime Rodríguez, en lugar de aumentar la flotilla de camiones se redujo de cinco mil 500 a cuatro mil 700 unidades, situación que provoca que algunos usuarios deban esperar de cuarenta minutos a una hora y media para abordar un camión, pues los pocos que pasan en ocasiones ya no hacen parada porque van repletos.

Otro problema que agobia a los usuarios es el alto costo del pasaje, 12 pesos en este momento, el más elevado del país, sin considerar el posible aumento que se podría aprobar el lunes, pus las tarifas la Ciudad de México y la zona conurbada del Estado de México es de seis a nueve pesos, en Guadalajara de 7.50 pesos y en Querétaro de 8.50 pesos.

Jorge Longoria asegura que no es la tarifa más cara porque en Tecate, Baja California, cobran 16 pesos. Sin embargo, afirmó Montalvo, es un argumento falso porque se trata de rutas que realizan grandes recorridos en áreas suburbanas, comparables con las unidades que circulan en el valle de las Salinas, Nuevo León, que cobran de 17 a 30 pesos.

Con las tarifas vigentes en la zona metropolitana, un obrero que tome dos camiones de ida y otros tantos de vuelta, deberá erogar 288 pesos por semana, una cuarta parte de su sueldo, eso si no tiene hijos que deban usar el transporte público para ir a la escuela.

En cuanto al Metro, Monterrey, solo cuenta con dos líneas en servicio, por lo que muchos usuarios deben tomar además camiones urbanos para llegar a su destino o de plano prescindir de dicho sistema colectivo para evitar los transbordos. La línea tres que debió entrar en operación en 2015, en el mejor de los casos daría servicio a partir de septiembre de 2019, si el gobierno estatal adquiere vagones usados del metro de Frankfurt, porque si opta por esperar a la adquisición de los carros nuevos con la empresa CAF, la línea tres funcionaría hasta dentro de dos años.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios