X

Puente Nichupté en Cancún será ejecutado solo con recursos públicos; eliminan asociación público-privada

Alejandro Varela, director jurídico del Fonatur, señaló que se decidió prescindir de la Asociación Público Privada en el esquema de financiamiento por que el gobierno federal ha privilegiado el ejercicio del gasto presupuestal, sin dejar deuda futura a otros gobiernos

Puente Nichupté en Cancún será ejecutado solo con recursos públicos; eliminan esquema APP
Foto: Especial
Estados 08/12/2021 16:21 Adriana Varillas / Corresponsal Quintana Roo Actualizada 16:26
Guardando favorito...

Cancún.- El proyecto del Puente Vehicular Nichupté, que cruzará el Sistema Lagunar Nichupté para comunicar a la zona hotelera con la ciudad de Cancún, será ejecutado con recursos netamente públicos, por los gobiernos federal y estatal, sin que medie la intervención de capital privado, lo que significa que la figura de Asociación Público Privada (APP), contemplada originalmente, queda fuera del esquema de financiamiento.

En entrevista, el director jurídico del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Alejandro Varela, informó que se firmará un acuerdo entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) y la Secretaría de Finanzas y Planeación del estado (Sefiplan) para afinar los detalles.

“Ya no se va a considerar definitivamente, como lo había planteado el gobierno del estado, la figura de la APP. Se ejecutará con presupuesto y modelo tradicional de obra pública. 
 

“Va a ver un acuerdo que involucra unos predios que la federación va a adquirir para los proyectos del Tren Maya y del Aeropuerto y el pago que se le haga al estado pudiera destinarse a parte del proyecto del Puente Nichupté”, manifestó.

Cuestionado sobre por qué se decidió prescindir de la APP en el esquema de financiamiento, explicó que el gobierno federal ha privilegiado el ejercicio del gasto presupuestal, sin dejar deuda futura a otros gobiernos.

El funcionario federal confirmó que el mecanismo diseñado originalmente para financiar el Puente, equivalía –en los hechos– a contratar deuda, aunque ésta no se inscribiera como tal.
 

“Conforme a las reglas de contabilidad gubernamental las Asociaciones Público-Privadas no se registran como deuda; sin embargo, existe un compromiso financiero a muchos años, esa es una realidad.

“O sea, que en el librito no diga que es deuda, no quiere decir que no hay un compromiso futuro de costo financiero del dinero y eso es lo que tratamos de evitar”, precisó.

Varela Arellano añadió que al tratarse de un proyecto financiado con recursos públicos, los costos de su ejecución se reducirán.
 

“No sé si costará menos, pero evidentemente algo sin crédito cuesta menos que algo a crédito, pero son muchos los factores a analizar: El costo de oportunidad, medir el impacto presupuestal…pero si tú comparas una obra pública contra una financiada, va a ser más barata. 

“Una APP siempre va a ser un monto mayor. Sin duda, la obra pública generará un costo menos del proyecto porque no hay además un componente de intereses”, subrayó.

Se cae esquema aprobado por el Congreso

Originalmente, la construcción del Puente Nichupté, consistente en una estructura de 8.8 kilómetros de longitud, con un costo de 4 mil millones 675 mil pesos, sería financiado mediante la figura de APP.

El gobierno federal había confirmado –el cinco de octubre del 2020– que el Puente estaba dentro de los 32 nuevos proyectos de inversión federal y que aportaría dos mil millones de pesos.

El resto de los recursos –como contraprestación– provendría de lo generado por el cobro del peaje y el 4.9 por ciento del Fondo General de Participaciones Federales e ingresos propios del estado, comprometiendo ambos recursos públicos durante 28 años.

Ese esquema fue autorizado el 18 de diciembre del 2020 por el Congreso de Quintana Roo, consistente en un techo financiero de hasta 5 mil 611 millones 036 mil 499 pesos, con un plazo máximo a 28 años, teniendo como fuente de pago el peaje, las participaciones y los ingresos propios. 
 

El capital privado sería por mil 035 millones de pesos; el “apalancamiento” de la APP por mil 553 millones y la subvención federal, por 2 mil millones de pesos.

Sin embargo, el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2022, no contempló el recurso etiquetado para esos fines. 

El pasado 13 de octubre, al comparecer ante el Congreso local, el director general de la Agencia de Proyectos Estratégicos (Agepro), Eduardo Ortiz Jasso, intentó salir del paso, señalando que, en caso de no recibir la aportación federal, el costo total lo aportaría la empresa que gane la licitación, mediante la APP “pura”, sin recursos federales.
 

Los diputados José Luis Guillén y Hernán Villatoro, le expusieron que eso incrementaría los costos, de mantenerse el plazo a 28 años. Ambos, señalaron que de confirmarse que no habría recurso federal, el esquema cambiaba de fondo, por lo cual tendría que volver a ser sometido a la aprobación del Congreso, algo que Ortiz Jasso desestimó, al señalar que, a su juicio, no era necesario.

Tiempo después, entrevistados por separado, el diputado Carlos Hernández, coincidió en que el tema no tendría que volver a abordarse en el Congreso, pero Guillén sostuvo que sí, lo mismo que la diputada Erika Castillo.

Ahora el escenario vuelve a dar un giro, pues el esquema prescinde totalmente de la APP.

“Yo creo que el Congreso tendrá que revisar si va a haber un componente estatal y, en su caso, autorizarlo dentro del presupuesto, no como una APP”, manifestó Varela Arellano.

Dona Fonatur lotes para megaproyecto

Las modificaciones del proyecto no afectan solo el esquema económico, sino también estructural, pues el trazo del Puente fue modificado y su longitud pasó de 8.5 kilómetros a 8.8 kilómetros.

En la comparecencia antes mencionada, Ortiz Jasso justificó el cambio de dimensiones de la vialidad, precisamente por la modificación del trazo para esquivar el Área Natural Protegida “Manglares de Nichupté”.

Para coadyuvar con el proyecto Fonatur donó a la Agepro dos lotes localizados en la Supermanzana 10, Manzana 2 de Cancún, por la avenida Bonampak y el distribuidor vial del bulevar Luis Donaldo Colosio.
 

La donación fue autorizada por el Comité Técnico del Fonatur y se escrituró el pasado 25 de noviembre.

El Fondo detalló que se trata del Lote 2A, con una superficie de 2 mil 155.89 metros cuadrados; y el Lote 2C, de 3 mil 063.24 metros cuadrados.

“Estos inmuebles serán utilizados para la construcción de rampas de acceso y gasas que conectarán con la avenida Bonampak, lo que dará inicio a la estructura del futuro puente que atravesará la Laguna Nichupté”. 

Lee también: Captan cómo CJNG ataca con drones con explosivos a habitantes y Guardia Nacional en Michoacán

afcl

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal
Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones