14 | NOV | 2019
Jesús Reyna García
Foto: archivo/EL UNIVERSAL

¿Por qué detuvieron al ex gobernador de Michoacán, Jesús Reyna?

22/12/2018
14:18
Carlos Arrieta
-A +A
Fue aprehendido tras aparecer en unos videos con el líder del Cártel de los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez “La Tuta”; en las primeras horas de este sábado fue absuelto y salió el libertad

Morelia, Michoacán.- Jesús Reyna García, apenas tenía unos meses de haber dejado el interinato de la gubernatura en Michoacán y regresado a su puesto como secretario de Gobierno de la administración de Fausto Vallejo Figueroa, cuando fue detenido el 4 de abril del año 2014.

La Procuraduría General de la República (PGR) ya tenía en su poder los videos en los que aparecía el también dos veces diputado local del PRI, en acuerdos, con el entonces líder del cartel de los Caballeros Templarios Servando Gómez Martínez “La Tuta”.

Además, la PGR ya tenía al menos tres testimonios de sicarios al servicio de los Templarios que habían sido detenidos y que identificaban a Jesús Reyna como “El Licenciado” y “amigo de los jefes”.

Lo anterior fue revelado en su declaración ante la PGR, por Luis Fernando Vázquez Díaz o Manuel Gutiérrez Mecinas “El Many”, sicario de Enrique “Kike” Placarte, abatido poco, el 30 de marzo de ese 2014 en Colón, Querétaro, antes de la captura de Reyna.

Como consta en la averiguación previa PGR/SEIDO/UEITA/059/2014, el Many sostuvo que su jefe Kike Plancarte se reunía en persona y conversaba telefónicamente de manera frecuente desde al año 2011 con Jesús Reyna.

El Many, en su declaración, explicó que la relación que tenía Reyna García con los líderes de los Caballeros Templarios era para brindarles protección ya que además había una relación de amistad entre los capos y “El Licenciado”, como lo conocían.

Los testimonios de otros dos detenidos y colaboradores de “Kike” Plancarte, Ángel Hugo Sánchez Guerrero “El Chaparro” y Samuel Díaz Benítez, fueron piezas claves para que la PGR integrara más elementos a su investigación contra Reyna.

Incluso, las declaraciones de “El Chaparro” y de Samuel Díaz, fueron piezas clave para que la PGR citara a comparecer en dos ocasiones a Jesús Reyna García quien nunca se presentó, según consta en el expediente.

Al considerarlo rebeldía, el Ministerio Público de la Federación ordenó su localización y presentación, la cual se cumplimentó ese viernes 04 de abril, en las inmediaciones de la Casa Oficial de Gobierno, ubicadas al sur de la ciudad de Morelia.

Jesús Reyna fue trasladado en helicóptero directamente a la Ciudad de México y llevado directamente a la oficina del procurador Jesús Murillo Karam, ante quien negó cualquier tipo de relación con los Caballeros Templarios. Aun así fue arraigado.

"Encontramos muchas evidencias que nos permiten tener la certeza de reuniones entre esta persona, estamos hablando de Reyna, con líderes, diría yo que hasta con el líder más importante (La Tuta). Déjenme decirles que no es el único, hay varios casos…”, declaró, en ese entonces, Murillo Karam.

Tras varios días de arraigo, Reyna García fue recluido inicialmente en penal de máxima seguridad de El Altiplano, en el Estado de México, acusado por la PGR de delincuencia organizada en la modalidad de fomento de delitos contra la salud.

Poco después, se hicieron públicos los videos en diferentes medios de comunicación en los que el político michoacano, originario del municipio de Huetamo, aparecía reunido con el líder criminal Servando Gómez Martínez “La Tuta”.

El 12 de mayo del 2016 su defensa logró que el también exdirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, siguiera su proceso en una cárcel de mediana seguridad, ubicada sobre la carretera Morelia-Mil Cumbres.

Reyna permaneció desde entonces tras las rejas del Centro de Reinserción Social “David Franco Rodríguez, mejor conocido como “Mil Cumbres”, el cual abandonó absuelto en las primeras horas de este sábado 22 de diciembre.

mpb

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios