16 | SEP | 2019
José Manuel Mireles
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL

Mireles, el médico exvocero de las autodefensas y que llamó “pirujas” a mujeres

05/09/2019
15:28
Carlos Arrieta / Corresponsal
-A +A
Originario del municipio de Tepalcatepec, ubicado en la Tierra Caliente michoacana, buscó la alcaldía de Tepalcatepec arropado por el PRI y después intentó ser diputado federal bajo las siglas del PRD

Médico de profesión, José Manuel Mireles Valverde nació el 24 de octubre de 1958 y es originario del municipio de Tepalcatepec, ubicado en la Tierra Caliente michoacana, donde ejerció su carrera como funcionario de la Secretaría de Salud de Michoacán.

En 1986, José Manuel Mireles buscó la alcaldía de Tepalcatepec, candidateado por el Partido Revolucionario Institucional, la cual no logró.

En el año de 1988, Mireles Valverde fue detenido por Delitos Contra la Salud; sin embargo, tres años más tarde logró salir en libertad bajo fianza para después de una década buscar nuevamente un cargo de elección popular. Intentó ser diputado federal bajo las siglas del Partido de la Revolución Democrática, pero también perdió la contienda.

Mireles regresó al sector salud como encargado, en diferentes periodos, de distintas clínicas. Un mes después de que habitantes de la cabecera municipal de Tepalcatepec y de la tenencia de la Ruana, municipio de Buenavista, se levantaran en armas, ingresó como auxiliar a las autodefensas.

Al interior del Consejo General de Autodefensas y Guardias Comunitarias que nació el 23 de febrero del 2013, Mireles fue vocero por un periodo de tres meses y medio por su facilidad de palabra, pero fue destituido por acusaciones de la población en su contra de abuso sexual y de filtrar información que ponía en riesgo a las autodefensas.

Desde entonces, José Manuel Mireles se proclamó “líder de las autodefensas legítimas” y anunció un movimiento civil armado a nivel nacional, el cual no tuvo respuesta.

Mireles reclutó un grupo de pobladores de la sierra, de la sierra-costa y de la parte alta de la Tierra Caliente de no más de 70 personas, que lo acompañaron hasta el día de su detención.

La caída de Mireles

José Manuel Mireles Valverde, exvocero de las autodefensas, no pudo ser nombrado como “comandante” de la lucha civil armada debido a sus múltiples desencuentros con los comandantes de las autodefensas y “su gusto por las mujeres”.

Los mandos de las policías comunitarias advertían desde entonces que sus “malas decisiones y su enfermedad por el poder” llevarían a Mireles a una caída en picada.

El 5 de enero de 2014, el desplome de la avioneta en la que viajaba Mireles en la zona de la Tierra Caliente de Michoacán, y que salió de la ciudad de Guadalajara, de acuerdo a los registros de vuelo, dejó un muerto y cuatro lesionados, entre ellos el médico de profesión y su novia, una joven de 17 años de edad.

La entonces Procuraduría General de la República y la Secretaría de Gobernación aseguraron que el accidente fue resultado de la falta de pericia del piloto, por lo que descartaron un atentado en contra de quien se autoproclamó “comandante de las autodefensas legítimas”.

Tras varias semanas de rehabilitación en un hospital de la Ciudad de México y una vez relevado y suspendido del movimiento civil armado, Mireles Valverde intentó reorganizar por su propia cuenta un grupo de autodefensas.

Entre otros escándalos, Mireles protagonizó la compra de una camioneta blindada con un valor arriba del millón y medio de pesos que adquirió, dijo, “pasando la charola", motivo por el cual también fue investigado.

José Manuel afirmó que el dinero para su camioneta surgió de una reunión que sostuvo en la Ciudad de México, en privado, con Isabel Miranda de Wallace, Ernesto Ruffo Appel, Javier Sicilia y Jaime Rodríguez Calderón "El Bronco", así como con algunos empresarios del norte a quienes "les pasó la charola" para que apoyaran su movimiento.

Asimismo, el 24 de junio de 2014 fue detenido en la tenencia de La Mira, del municipio de Lázaro Cárdenas, por elementos del Ejército Mexicano, Marina y Policía Ministerial, junto con 70 autodefensas a los que el pasado 28 de octubre, el Juez Quinto de Distrito en materia penal puso en libertad bajo amparo concedido en una tercera instancia.

Durante el proceso penal, el médico de profesión tuvo primero como representante legal a Thalía Vázquez Alatorre, exdiputada local del PRD, con quien se confrontó en varias ocasiones, luego de que él mismo prescindiera de sus servicios, lo que le costó un perjuicio para su defensa.

Apenas el pasado 3 de marzo resurgieron los dimes y diretes entre Mireles y su exabogada.

La exdiputada local del PRD en Michoacán, Thalía Vázquez Alatorre, negó que quisiera hacer negocio u obtener un beneficio político al difundir la ayuda para los ex autodefensas aún presos, como lo había asegurado Mireles, que la acusó también de aprovechar su situación para beneficios personales.

Mireles todavía es acusado de portación ilegal de armas de uso exclusivo del Ejército, por lo que tuvo que pasar cerca de dos años en el penal federal de Hermosillo, Sonora; el 2 de noviembre del 2016 fue trasladado al Centro Federal de Reinserción Social de Tepic, Nayarit.

Luego de pasar poco más de tres años en prisión, el Juez Quinto de Distrito, con sede en Uruapan, determinó que Mireles saliera de prisión bajo una serie de medidas cautelares; entre ellas, el pago de una fianza de 30 mil pesos para que pueda enfrentar el proceso fuera de una cárcel.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios