Logran reajuste a proyecto de remodelación de estadio de béisbol en Cancún

Un grupo de niñas, niños y adolescentes logró la modificación del proyecto de remodelación del Estadio de Béisbol “Beto Ávila” en la Supermanzana 21 luego de acreditar violaciones a sus derechos humanos

Logran reajuste a proyecto de remodelación de estadio de béisbol en Cancún
Foto: Adriana Varillas / EL UNIVERSAL
Estados 04/08/2021 18:27 Adriana Varillas / Corresponsal Quintana roo Actualizada 18:27
Guardando favorito...

Cancún.- Un grupo de niñas, niños y adolescentes de Cancún logró la modificación del proyecto de remodelación del Estadio de Béisbol “Beto Ávila” en la Supermanzana 21, impulsado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), luego de acreditar violaciones a sus derechos humanos al ser demolidas instalaciones que utilizaban sin haberles notificado ni consultado sobre las obras que afectan todo el complejo deportivo en la zona.

El proyecto forma parte del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) aplicado por la Sedatu y tiene una asignación de 176.8 millones de pesos que, con sumándole el Impuesto del Valor Agregado (IVA), da un total de 205 millones de pesos.

Las obras amparan la remodelación no solo del estadio de béisbol, sino la reubicación del conjunto de áreas deportivas en esa Supermanzana, a fin de lograr una armonización integral del complejo entero, con beneficios para toda la comunidad.

La Constructora Maíz Mier S.A. de C.V. quedó a cargo de la ejecución de los trabajos, luego de ganar la licitación lanzada por la Sedatu. Los trabajos deben concluir el 29 de diciembre de este año, de acuerdo con el contrato.

El problema surgió hace una semana, cuando las y los usuarios de las canchas de tenis “Pancho Contreras”, llegaron a entrenar y se toparon con la demolición de varias áreas, sin haber sido prevenidos, ni consultados. También tenían información de que el campo de futbol “Guillermo Cañedo”, junto con esas canchas y el Estado Cozumel, desaparecerían.

El 28 de julio, en representación de las niñas, niños y adolescentes usuarios, un grupo de ciudadanos entregó un escrito a la Sedatu y a la alcaldesa “Mara” Lezama, en donde les comunican que con lo sucedido se violentaron los artículos 3, 4, 12, 27 y 31 de la Convención de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia.

Lee también: Sedatu ahora entrega contrato millonario para rehabilitar estadio de beisbol en Cancún

Entre esos derechos destacan, el de contar con espacios de recreación, esparcimiento y acceso a una vida sana, y el derecho a la participación, a ser notificados y consultados sobre el desarrollo de obras en su pretendido beneficio que, en este caso, atentaban además con su derecho a la identidad cultural y deportiva.

El escrito fue un primer aviso, pues de no atenderse, daría pie a la interposición de un amparo por la violación del interés superior de las y los niños y adolescentes, explicó Eduardo Sánchez, padre de uno de los menores de edad afectados, quien señaló que dicha demanda -de promoverse- habría “tumbado el proyecto emblemático”.

Ante los agravios, el proyecto fue reajustado por el gobierno municipal de Cancún que, en voz de la secretaría general del ayuntamiento de Benito Juárez, Flor Ruíz, ofreció una disculpa a usuarias y usuarios de los servicios deportivos del sitio, por no haber socializado, ni consultado las obras para llegar a un consenso.

En una reunión a puerta cerrada, celebrada en el Salón Presidentes del Palacio municipal, el gobierno municipal presentó dos de las varias alternativas de reajuste del proyecto. 

Estuvieron ahí algunas de las niñas, niños y adolescentes que entregaron el escrito de inconformidad por la demolición de las instalaciones y la imposición del proyecto que no les fue consultado. Acudieron también sus padres, algunos otros deportistas y pioneros de la ciudad.

Lee también: Sedatu pospone licitación de contratos para rehabilitar estadios de beisbol en Tabasco y Cancún

La propuesta reajustada y aceptada consiste en mantener el campo de futbol Guillermo Cañedo y las canchas de tenis “Pancho Contreras”, con sus gradas, dentro del complejo deportivo, reubicándolas, pero manteniendo su orientación y su separación de las canchas de futbol, mediante un espacio en donde se habilitarán los vestidores y sanitarios. 

Ese espacio fungirá como un muro acústico vertical, que aísle los ruidos, explicó el secretario de Obras y Servicios del ayuntamiento, Ricardo Archundia.

A petición de Eduardo Sánchez, se acordó que, por seguridad, ese espacio para vestidores y sanitarios fuese diferenciado, porque de las y los 5 mil usuarios que mensualmente tienen las instalaciones, tres mil son infantes y adolescentes, que tenían horarios de uso exclusivo de los servicios, antes de estas obras.

Lenin Amaro, padre de otras niñas usuarias, solicitó que todo el proyecto fuera arborizado con especies que den sombra y sean de la región; Tiziana Roma, pionera de la ciudad, aclaró que la arborización es con árboles y no con palmeras, pues la función de éstas es meramente de ornato.

Entre los acuerdos, a solicitud también de los padres y madres de familia, se garantizó que el Estadio Beto Ávila, casa de los Tigres de Quintana Roo, que posee la concesión del uso, será abierto al público.

Lee también: "Ponchan" a AMLO en reinauguración de estadio de beisbol de Sonora

Tiziana Roma solicitó que esto y el resto de los acuerdos formen parte de un acuerdo de Cabildo, para evitar que futuras administraciones pretendan modificarlo o concesionar las áreas remodeladas con recursos públicos, para fines privados, como ha sucedido.

Y subrayó que en ese acuerdo y en la minuta de la reunión debe consignarse que la modificación del proyecto y la firma del convenio para el uso público del estadio, surgieron a raíz de la intervención de las y los infantes y adolescentes, en defensa de sus derechos.

Flor Ruíz atajó, y explicó que eso ocurriría, pero a partir de la siguiente administración, que inicia el octubre, pues de lo contrario la vigencia del acuerdo sería de unos meses y concluiría al terminar este gobierno, además que para esas fechas las obras todavía no estarán concluidas.

Por la seguridad de deportistas y usuarios, Ernesto Pavón, subdelegado de la Sedatu en Quintana Roo, pidió suspender actividades en el complejo deportivo durante los cinco meses que durará la obra y expuso que se tendrá que impedir el paso, pues de registrarse algún accidente, implicaría una responsabilidad penal.

Confirmó que la apertura al público del Estado Beto Ávila, actualmente concesionado a Tigres de Quintana Roo, fue una condicionante para aprobar el proyecto y el financiamiento.

Lenin Amaro, quien en su infancia y adolescencia jugó en las canchas del sitio, consideró que el reajuste del proyecto es un logro, que sienta un precedente sobre la importancia de que la ciudadanía sea escuchada y consultada por las autoridades y sean atendidas y resueltas sus demandas. 

afcl

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios