18 | DIC | 2018
En un operativo conjunto en una vivienda Santa María Atzompa la fiscalía descubrió que niños y adultos se encontraban hacinados. FOTO: tomada de video

Liberan de esclavitud a 63 indígenas; 56 eran niños

15/10/2018
02:54
Ismael García / Corresponsal
-A +A
Los obligaban a pedir dinero en cruceros: fiscalía; capturan a 11 presuntos tratantes de personas

Read in English

[email protected]

Oaxaca de Juárez.— Un total de 63 personas de la etnia tzotzil de Chiapas —de las cuales 56 son menores de edad— fueron rescatadas de una casa en un municipio conurbado a la capital de Oaxaca; eran obligadas a pedir dinero en cruceros viales y se hallaban en condiciones de hacinamiento, informó la Fiscalía General del Estado de Oaxaca.

La dependencia indicó que en un operativo conjunto efectuado en el domicilio de la calle Privada de Belén, en Santa María Atzompa, se detuvo a 11 personas como probables responsables del delito de trata de personas, en la modalidad de explotación laboral, quienes fueron puestas a disposición del Ministerio Público.

Entre los rescatados se encuentran siete mujeres adultas y 56 menores de edad, de los cuales 12 son niñas y 14 niños (seis de éstos menores de dos años), 15 mujeres adolescentes y 15 varones adolescentes. Todos ellos quedaron bajo la protección del DIF estatal.

Sin precisar la fecha, la fiscalía indicó que en el operativo participaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, de las policías Estatal y Municipal de Atzompa, la Procuraduría de Protección a los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF Estatal, así como la Defensoría de los Derechos de los Pueblos de Oaxaca, y se desarrolló sin incidentes.

La fiscalía general abrió una carpeta de investigación hace varios meses tras una denuncia y comenzó a efectuar varias diligencias que llevaron a la obtención y ejecución de la orden de cateo en Santa María Atzompa.

“Las personas rescatadas son todas originarias de Chiapas, pertenecientes al grupo étnico tzotzil, por lo cual, para garantizar un mejor y más efectivo derecho a la justicia, se contó con un traductor para facilitar las labores”, señaló la dependencia.

Los presuntos tratantes ubicaban a los ahora rescatados en diferentes cruceros de la capital oaxaqueña y los obligaban a pedir dinero y a vender productos a los automovilistas.

Apenas en agosto pasado, la Dirección General de Población del gobierno estatal informó que entre 2015 y 2017, en Oaxaca se elevó en 50% el número de menores que laboran.

El año pasado se registró un incremento de aproximadamente 65 mil menores de edad con actividad laboral, lo que representa más de 50% de los casos en 2015, cuando eran 102 mil 712 los infantes que tenían un trabajo.

Se veía a diario. Cada mañana llegaban caminando con una persona adulta que los llevaba a cada crucero vial de la capital de Oaxaca. En su mayoría eran menores de entre seis y 10 años, y algunas mujeres con falda larga y blusa típica de la etnia tzotzil.

Entre tres y cinco menores se juntaban bajo un semáforo y se pintaban la cara. La mecánica era: una niña o niño sube al más pequeño en sus hombros y éste suelta al aire pelotas o limones para hacer malabares.

De inmediato, acudían con los conductores a pedir cooperación y así todo el día bajo el sol o la lluvia. Comían lo que podían o lo que les dejaban algunas personas altruistas. Otros más vendían chicles o golosinas. Después de las ocho de la noche, un adulto pasaba por ellos.

En el último medio año, en las calles de Oaxaca aumentó la presencia de estos menores, y tan sólo en la colonia Reforma, al menos 10 pequeños estaban en dos cruceros. Ninguna autoridad se había percatado de ello, hasta este fin de semana.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios