Interna muere en Cereso de Tijuana

Lorena Martínez presentaba complicaciones respiratorias; compañeras acusan falta de atención, pese a su gravedad

Interna muere en Cereso de Tijuana
Según el subsecretario del Sistema Penitenciario de Baja California, Salvador Morales, la interna fue atendida en la prisión, pero al no contar con el equipo necesario, fue trasladada al ISSSTE, donde le negaron el servicio. Foto: ESPECIAL
Estados 02/05/2020 01:00 Gabriela Martínez / Corresponsal BAJA CALIFORNIA Actualizada 02:12

Tijuana.— Lorena Martínez Espinoza, de 36 años, murió dentro de una celda en el penal La Mesa, en Tijuana, esperando recibir atención médica, luego de tres días con problemas respiratorios que se agravaron hasta que fue necesario trasladarla a un centro médico, sin que ningún hospital la atendiera.

Internas del Centro de Reinserción Social (Cereso) externaron su preocupación y enojo, porque desde el lunes pasado Lorena —su compañera— registró un cuadro respiratorio que se complicó durante varios días sin que fuera atendida, hasta que murió en la celda del edificio 7 de esa prisión.

De acuerdo con uno de los testimonios, personal del área médica en La Mesa pidió permiso al director del penal, Víctor Manuel Zatarain, para excarcelarla y enviarla a un hospital, debido a que su condición era grave y necesitaba ser atendida con urgencia, sin que se autorizara su salida.

Al respecto, el subsecretario del Sistema Penitenciario en Baja California, Salvador Morales Riubí, dijo que la interna recibió atención médica en prisión, pero debido a que no contaban con el equipo para atender su urgencia fue traslada al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), donde le negaron el servicio.

“Cuando la ambulancia llegó con la PPL (persona privada de su libertad) al ISSSTE, la primera impresión del personal de ahí fue de ‘no podemos recibirla porque tiene un diagnóstico relativo a Covid’… entonces va al Hospital General, ahí no la valoraron como tal [con Covid19] la regresaron”, explicó el funcionario estatal.

Versiones encontradas

En la solicitud de excarcelación, con fecha 29 de abril, la coordinadora médica Aiko Nathalie González pide al director del penal Víctor Manuel Zatarain un permiso para trasladar a Lorena Martínez Espinoza al Hospital ISSSTE —en el fraccionamiento Las Palmas—, debido a que tiene como diagnóstico “Pble. derrame pleural” y dentro de la cárcel no cuentan con ese servicio.

La doctora del área de Coordinación Estatal Médica del Sistema Penitenciario en el estado, Alejandra Ibargüen Hernández, reportó que Lorena presentaba dificultad para respirar y además tenía diabetes e hipertensión arterial.

Tanto en el centro de salud del ISSSTE como en el Hospital General de Tijuana negaron que la interna del penal hubiera llegado a sus instalaciones ni que hubieran rechazado algún servicio, incluso en el caso de la institución federal se informó que nunca tuvieron conocimiento de que les fueran a trasladar a alguna paciente del Cereso.

El director del ISSSTE, Joaquín Díaz, explicó que según la versión del personal médico del hospital —en el fraccionamiento Las Palmas—, nunca recibieron alguna comunicación del traslado ni tampoco tienen registro de que hubiera llegado alguna ambulancia de la prisión La Mesa con la mujer que necesitaba atención.

En el caso del Hospital General de Tijuana, el subdirector del turno vespertino dijo que fueron informados por personal del Cereso sobre el traslado de la interna del penal, pero nunca llegó, incluso trabajadores del turno nocturno fueron informados sobre la excarcelación para que recibieran a la paciente, pero más tarde se les dio a conocer que había muerto.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos en Baja California (CEDH) abrió el expediente 1867/2020 para investigar los hechos en relación a una mujer privada de la libertad que perdió la vida el miércoles 29 de abril de 2020 en el Cereso de Tijuana.

Comentarios