Frenan paso de agua salada a ríos abastecedores en Tamaulipas

Se instalaron más de 500 costales en dique El Camalote; se reportó desabasto del recurso

Frenan paso de agua salada a ríos abastecedores en Tamaulipas
Los trabajos se realizaron como parte del protocolo de emergencia en el Barrote Estero de El Camalote, donde se reportó una filtración. Foto: Especial.
Estados 08/05/2021 02:49 Roberto Aguilar / Corresponsal Actualizada 02:50
Guardando favorito...

Ciudad Victoria.—Con la instalación de más de 500 costales con arcilla y tablestacado rústico, personal de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) de la zona conurbada frenó el ingreso de miles de litros de agua salobre al sistema lagunario Guayalejo-Tamesí, que abastece del líquido a la zona sur del estado.

Estos trabajos se realizaron como parte del protocolo de emergencia en el Barrote Estero de El Camalote, donde una rotura causó el ingreso de agua salada, y esto a su vez ocasionó compras de pánico de botellones de agua purificada por parte de la ciudadanía.

Las autoridades locales señalaron que seguirán dando solución temporal a esta problemática, mientras que la Comisión Nacional del Agua (Conagua), hace lo propio, aportando los recursos económicos necesarios para una solución definitiva.

Sobre este tema, el gerente técnico de Comapa, Mario Palomares, aclaró a la población: “No estamos recibiendo agua de la playa o el Golfo de México, nuestra fuente de abastecimiento es el sistema lagunario del río Tamesí, en el lado de agua dulce”.

Pero, admitió que, “históricamente esto no se había presentado en muchos, muchos años, es decir, es un fenómeno medioambiental, aunado también con los problemas del sistema lagunario, la falta de infraestructura o mantenimiento de la misma, que es de orden federal”.

Otro funcionario de la Comapa afirmó esta situación es meramente temporal, porque de acuerdo al Sistema Meteorológico Nacional, se tienen pronosticadas lluvias para finales de mayo: “Confiamos en que las lluvias pronosticadas acaben con el problema de salinidad del agua que actualmente aqueja a los habitantes de la zona sur”.

La situación originó que algunas purificadoras cerraran debido a que resultaba mucha inversión comprar insumos para el tratamiento del agua salobre.

El director de la Cámara Nacional de Comerciantes en Pequeño (Canacope), Jesús Carballo, mencionó que por este motivo algunos comercios elevaron el costo del botellón de 20 litros de nueve hasta 20 pesos.

En la zona centro de Tampico había comenzado a reportarse un desabasto de agua purificada y en muchos casos colocaron letreros con nuevos precios, en algunas partes de 15 y en otras hasta en 20 pesos. Los testimonios de los propietarios de purificadoras coincidieron en que el agua de Comapa tenía cuatro veces más sal de los niveles normales.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios