22 | ENE | 2020
Tienda oxxo en predio destinado para trabajadores de Pemex en las cercanías a refinería de Salamanca
(FOTO: Xóchitl Álvarez. EL UNIVERSAL)

Escuelas, un Oxxo y hasta un bar en predios de Pemex

02/09/2018
02:25
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
Guanajuato
-A +A
En doce hectáreas se desarrolló un complejo comercial, educativo y deportivo en Salamanca

Salamanca, Gto.- Comerciantes y prestadores de servicios cimentaron sus negocios en terrenos federales propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la colonia Bellavista, que la Sección 24 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) ha administrado como suyos.

En doce hectáreas de superficie, divididas en tres predios, aproximadamente a un kilómetro de distancia de la Refinería Ing. Antonio M. Amor (Riama), se desarrolló un complejo comercial, educativo y deportivo. En su origen la zona estaba destinada para el disfrute de los trabajadores petroleros.

La Sección 24 del STPRM, que comanda el líder sindical Fernando Pacheco Martínez, arrendó inmuebles que Pemex le había entregado en comodato en 1969 por 99 años para actividades recreativas y sociales, lo que derivó en 2004 en una denuncia penal interpuesta por la Alianza Nacional Democrática de Trabajadores Petroleros, dirigida por Juan Carlos Chávez González.

Lea también: Predios de Pemex terminan con particulares, sindicato hizo negocio con ellos

Las doce hectáreas con elevada plusvalía las habría entregado en donación el Consejo de Administración de Pemex a la Sección sindical 24, el jueves pasado en una sesión privada, refiere Chávez González.

“Se está legalizando el delito que se ha venido cometiendo desde hace 29 años, cuando Carlos Antonio Romero Deschamps llegó a la Secretaría General del STPRM”, señaló.

Los inmuebles federales cambiaron el uso de suelo en administraciones de los gobiernos municipales del PAN y PRI, y en algunos casos para el comercio de bebidas alcohólicas que se concretaron con licencias otorgadas por Gobierno del Estado, se han quejado por años agrupaciones disidentes de trabajadores petroleros.

campo_deportivo_pemex.jpg
FOTO: Xóchitl Álvarez. EL UNIVERSAL

Fraccionado

La dirigencia sindical se asumió como dueña y tomó decisiones sobre las propiedades de Pemex sin sustento legal.

Transformó el “Casino Petrolero” (1970-1973), ubicado en la manzana que forman  las calles Tenixtepec, Poza Rica, Tierra Blanca y Calle A, de un centro de recreación con salones de fiestas y áreas deportivas -hoy parcialmente demolido-,  en una plaza de negocios con un Oxxo, dos restaurantes y un bar.  En esa zona prevalecen unas oficinas para la atención de trabajadores de Pemex.

En el predio más grande, delimitado por los  bulevares Faja de Oro  y Árbol Grande, así como  las  calles Tenixtepec y Ébano,  confluyen estudiantes de dos escuelas privadas (Preparatoria Salmantina y Secundaria Benito Juárez, una al lado de la otra) y dos  públicas (Primaria Artículo 123 Pemex o Benito Juárez y Primaria Urbana Artículo 123 “Eduardo Soto Innes”), el pozo número 8 de Pemex Refinación, un campo de futbol infantil, las canchas de frontón, los  estadios de beisbol y futbol de la Sección 24 del STPRM y la Funeraria Salamanca de la misma agrupación.

fotos_4_de_salamanca_65698478.jpg
FOTO: Xóchitl Álvarez. EL UNIVERSAL

La parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en la esquina de los bulevares Árbol Grande y Tenixtepec -frente a la Primaria Art. 123 Pemex de la cuadra aledaña-, ocupa una porción del tercer predio circundado por esas avenidas y las calles Ébano y Pánuco, partido por la calle Manuel López Díaz; ahí también se encuentra el ‘Auditorio Lázaro Cárdenas’ del STPRM Sección 24 con su  explanada de actos, por el bulevar Árbol Grande, así como el jardín de niños Pemex Sección 24.

En el predio mayor, que ocupa toda una manzana, sobre el bulevar Faja de Oro hay una malla ciclónica en la que sobresalen  enormes letras en color rojo que dan cuenta que ahí se encuentra el Campo Deportivo Ing. Antonio M. Amor, en el extremo izquierdo de la misma cuadra la Preparatoria Salmantina, delimitada por una barda pintada en verde.

Jóvenes bachilleres que juegan con un balón  afirman que la escuela es particular. “Esa escuela” y la secundaria “Benito Juárez”  “tienen varios años, no sé cuantos pero tienen tiempo, no son de Pemex”,  comenta una vecina.

fotos_4_de_salamanca_65698460.jpg
FOTO: Xóchitl Álvarez. EL UNIVERSAL

El sonido de los silbatos avisa del encuentro futbolero en el estadio de la sección sindical, que en la festividad de la Expropiación Petrolera es el punto de encuentro y festejos de los trabajadores sindicalizados. Los partidos son cotidianos en las tardes o fines de semana,  dice la vecina.

El líder de Alianza Nacional Democrática de Trabajadores Petroleros, Juan Carlos Chávez González, afirma que el otrora secretario general de la Sección 24, Ramón López Díaz, entregó una porción de terreno y le construyó la Secundaria Benito Juárez a la maestra Luz Adela de León, con quien procreó una hija, y después ella arrendó un espacio a la Preparatoria Salmantina.

Reactivan la lucha

La victoria presidencial de Andrés Manuel López Obrador reactivó la lucha de la Organización Nacional Petrolera Bicentenario 2010, cuyo líder es Nahúm Martínez Ramiro y la Alianza Nacional Democrática de Trabajadores Petroleros, para que se investigue el lucro ejercido por  particulares de bienes que eran destinados al beneficio de los trabajadores.

Han hecho público su desacuerdo con el líder petrolero local, Fernando Pacheco, a quien se describe como amigo cercano de Carlos Romero Deschamps, secretario general del STPRM.

fwd_mas_fotos_de_salamanca_65699121.jpg
FOTO: Xóchitl Álvarez. EL UNIVERSAL

La Alianza pretende retomar la añeja denuncia penal por el mal uso de las 12 hectáreas a donar, con la expectativa de los líderes disidentes de que en la PGR no se vuelva a dar carpetazo al asunto.

Juan Carlos Chávez González afirma que la utilización de los inmuebles para renta, venta y consumo de bebidas alcohólicas contraviene lo dispuesto en las cláusulas del contrato de comodato. Aunado a ello, se desvió su finalidad que era uso social y recreativo de los trabajadores y sus familias y pasó a ser negocio de particulares.

Es un pacto violatorio para obtener ganancias de dichas instalaciones convirtiéndolas en grandes cantinas, incluido el estadio deportivo. Las propiedades se han venido enajenando, simulando juicios, y pasando a manos de prestanombres o de familiares, como el caso de la escuela secundaria Benito Juárez.

La Sección sindical 24 ha mantenido en secreto las cifras de las ganancias por la venta o renta de las propiedades y el destino del dinero, dice el líder disidente de los trabajadores petroleros.

fwd_estadio_de_futbol_bool_sec_24_del_stprm_escuela_secundaria_lic._benito_juarez_y_preparatoria_salmantina_ambas_privadas._fotos_65698881.jpg
FOTO: Xóchitl Álvarez. EL UNIVERSAL

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios