22 | JUL | 2019
 Congreso de Quintana Roo aprobó exhortar a la Semarnat, a que declare dicho polígono como Área Natural Protegida
Foto: Cortesía del Congreso de Quintana Roo

Diputados proponen exhortar a Semarnat, declarar Tajamar como área protegida

21/01/2019
19:54
Adriana Varillas / corresponsal
-A +A
El diputado Emiliano Ramos Hernández argumentó que es necesario proteger el Malecón Tajamar, por la existencia de flora y fauna endémica; en enero de 2016, maquinaria pesada contratada por Fonatur entró al polígono para desmontar y rellenar manglares y selva

A tres años de la devastación del Malecón Tajamar, en Cancún, la Diputación Permanente del Congreso de Quintana Roo, aprobó exhortar a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a que declare dicho polígono como Área Natural Protegida (ANP).

El exhorto, presentado este lunes por el diputado, Emiliano Ramos Hernández, fue turnado a la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Congreso local para su análisis.

En la exposición de motivos del escrito, el legislador argumenta que es necesario proteger el Malecón Tajamar, por la existencia de flora y fauna endémica que debe preservarse, incluido el ecosistema de humedal que lo compone, además de la intención de desarrolladores que insisten en llevar a cabo proyectos que ponen en riesgo el sitio.

“Esta acción tiene como objetivo solicitar respetuosamente a la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca tenga a bien, según lo establecido por el artículo sexto de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), ejercitar la facultad que le confiere el artículo quinto, fracción octava de la misma legislación, para expedir el decreto que establecería al Malecón Tajamar como un Área Natural Protegida”, leyó el legislador, Jesús Zetina.

La madrugada del 16 de enero pasado de 2016, maquinaria pesada contratada por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), entró al polígono con autorizaciones federales y municipales y el apoyo de elementos de Seguridad Pública del estado y del ayuntamiento presidido por el entonces alcalde, Paul Carrillo, para desmontar y rellenar manglares y selva, ante la impotencia de una decena de ciudadanas y ciudadanos que intentaban resguardar el lugar.

Después de una extensa batalla jurídica, la ciudadanía logró que un Tribunal Colegiado, en julio de 2017, emitiera una sentencia definitiva e inapelable, que ordena a la Semarnat, dejar sin efecto la autorización que emitió en julio de 2005 para lotificar y urbanizar el sitio; le prohibe expedir nuevas autorizaciones en materia de impacto ambiental y cambio de uso del suelo y restaurar el ecosistema.

En diciembre del 2017, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dirigió al Fonatur, a la Semarnat, a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y al estado, una recomendación, que va en sintonía con la sentencia del Tribunal, al reconocer violaciones a los derechos humanos en el caso Tajamar, sugiriendo su rehabilitación, pero también instando a las autoridades a revocar los permisos locales existentes y a proceder, incluso penalmente, en contra de funcionarios o ex funcionarios involucrados.

En ninguno de los dos casos se ha cumplido con la totalidad de la sentencia, ni de la recomendación, pero los desarrolladores que compraron y se vieron afectados al paralizarse sus inversiones en el sitio, han continuado la presión -esta vez al nuevo gobierno federal- para intentar destrabar a su favor el caso.

El titular del Fonatur, Rogelio Jimenez Pons, ha llegado, incluso, a declarar, que buscarán hablar con los jueces o magistrados para revertir la sentencia y lograr “rescatar” a favor de los desarrolladores, el polígono, a fin de que puedan construir sus proyectos.

Frente a ello, el exhorto presentado hoy y turnado a la Comisión antes mencionada, expone que Tajamar cuenta con una biodiversidad particular compuesta por manglares, así como diversas especies de reptiles, aves y peces, además de que es una zona de refugio de diversas especies animales que en su conjunto conforman una barrera natural contra fenómenos como los huracanes o un filtro biológico de equilibrio ecológico delicado.

“Sin embargo, a pesar de la gran importancia que tiene el Malecón Tajamar por contar con una flora rica en manglares, diferentes autoridades de los tres niveles de gobierno han propiciado la destrucción de esta zona natural, teniendo como justificación la creación de diferentes proyectos de inversión urbanística que ponen en riesgo el delicado equilibrio ecológico del Malecón Tajamar”, se indica en la propuesta de exhorto.

En la sesión, estuvieron presentes las y los diputados Adriana Chan Canul, María Yamina Rosado Ibarra, Jesús Zetina Tejero, Javier Padilla Balam y Eduardo Martínez Arcila.

rmlgv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios