31 | MAR | 2020
Diputados buscan evadir responsabilidad
El 25 de julio el vehículo en el que viajaban el diputado Alejandro López Bravo y su suplente se impactó contra un Jetta, cuyo conductor murió. CORTESÍA

Diputados de Morena buscan evadir responsabilidad tras choque

26/08/2019
02:54
Leonardo Domínguez
-A +A
El diputado de Morena Alejandro López Bravo y su suplente viajaban a bordo de una camioneta que impactó a un auto y mató a un hombre, además de que un menor de edad perdió un ojo

[email protected]

A un mes de que el diputado local de Oaxaca por Morena, Alejandro López Bravo, y su suplente, Edilberto Rivera Lara, sufrieran un choque automovilístico, que dejó a una persona sin vida y a un menor con múltiples fracturas y sin un ojo, los legisladores no han respondido ante los familiares afectados; además se pretende exculpar al conductor.

El 25 de julio, Emilio García Monge, de 45 años, viajaba con su hijo sobre la carretera Cuacnopalan-Oaxaca. En el kilómetro 160, en Nochixtlán, un vehículo invadió su carril y se estampó con su auto, un Jetta.

El vehículo que perdió el control era una camioneta RAM, modelo 2019, color blanco, con placas de Oaxaca, en la que el diputado López Bravo viajaba como copiloto. De acuerdo con el informe de Investigación y Remisión de Actuaciones expedido por el Ministerio Público, el conductor era Rivera Lara, su suplente.

“Fueron rescatadas por paramédicos de Capufe, las personas de nombres Edilberto Rivera Lara, de 34 años, conductor de la unidad, y su copiloto Alejandro López Bravo, de 29 años”, dice el documento que firmó el agente estatal de Investigaciones Juan Luis Vásquez, en poder de EL UNIVERSAL.

Según las conclusiones del peritaje número 25378, a cargo del Instituto de Servicios Periciales de la Mixteca, el choque que causó la muerte de Emilio fue responsabilidad del conductor de la RAM, Edilberto Rivera Lara.

“El presente hecho de tránsito terrestre [invasión de carril] se generó por la negligencia e impericia del conductor del vehículo marca RAM”, indican los documentos.

Por el incidente, la parte delantera del Jetta 2018 quedó destruida. Segundos después del impacto, Emilio falleció. El copiloto, su hijo de 14 años, sobrevivió, pero una parte de su cuerpo quedó destrozada. El choque le ocasionó hemiplejia y múltiples fracturas en el lado izquierdo de su cuerpo: fémur, cadera, mandíbula, tibia y peroné; así como traumatismo craneoencefálico grave y la pérdida del ojo izquierdo.

Sin reparación del daño. En un comunicado, el diputado López Bravo aceptó que estuvo involucrado en ese accidente e informó que estará “colaborando con alto sentido de responsabilidad moral y humana con la fiscalía, para que los deudos obtengan la reparación del daño y se atienda clínicamente al menor lesionado”.

Sin embargo, de parte del diputado no se ha cubierto la atención médica ni los gastos funerarios.

El 29 de julio, familiares de Emilio realizaron una denuncia contra los diputados ante el Ministerio Público de Nochixtlán; sin embargo, quien compareció fue Ovidio López Jiménez, propietario de la camioneta RAM, quien señaló a José López Jacinto como el conductor, sujeto ajeno al percance, según los documentos en poder de este diario.

EL UNIVERSAL solicitó una entrevista con los legisladores involucrados, pero fue rechazada.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios