Desaparece otro hijo de la activista Mirna Nereyda

El joven de 20 años fue visto por última vez el pasado sábado en un salón de los Mochis. En 2014 había desaparecido su hermano Roberto

Medina Quiñonez expuso que perdió contacto con su hijo cerca de las 11 de la noche del sábado pasado
Foto: Cortesía.
Estados 09/12/2018 15:52 Javier Cabrera Martínez / Corresponsal Sinaloa Actualizada 17:35
Guardando favorito...

Un segundo hijo de la fundadora del Grupo de Rastreadoras del Fuerte, Mirna Nereyda Medina Quiñonez, de nombre Diego Aarón “N”, fue reportado como desaparecido, luego de asistir al festejo de una posada en el salón Figlos.

La activista, quien se encuentra en la ciudad de México participando en un evento relativo a la búsqueda de desaparecidos, notificó a la Fiscalía General del Estado la ausencia prolongada de su hijo, quien fue visto por última vez, la noche del sábado pasado en la ciudad de los Mochis.

En Julio del 2014 Mirna Nereyda, junto con otras madres de jóvenes desaparecidos en el municipio del Fuerte, formó el primer grupo de rastreadoras en busca de su hijo Roberto, quien presuntamente fue levantado en un expendio de gasolina donde vendía productos.

Según la información divulgada vía telefónica a diversos medios de comunicación en el norte del estado, Medina Quiñonez expuso que perdió contacto con su hijo cerca de las 11 de la noche del sábado pasado, cuando asistió a una posada de su trabajo.

El joven Diego Aarón “N”, de 20 años de edad, asistió por la tarde del sábado pasado a un convivio y más noche fue visto por varios de sus compañeros en el salón de fiestas Figlos, donde tuvo lugar la posada de la empresa en la que labora.

La maestra jubilada, Mirna Nereyda Medina Quiñonez, junto con las rastreadoras del Fuerte, en una de sus incursiones de búsqueda de cuerpos sepultados en forma clandestina, rescataron diversos restos óseos, en una fosa clandestina, en las cercanías del cerro Ocone.

En el mes de julio del 2017, estudios de genética forense practicados por la Fiscalía General del Estado certificaron que uno de los restos óseos encontrados, correspondían al joven Roberto Corrales Medina, hijo de la profesora.

En mayo del 2018 Medina Quiñonez, durante su participación en la marcha celebrada en Culiacán para exigir justicia por el asesinato del cofundador del Semanario Río Doce, Javier Valdez Cárdenas, citó que con el hallazgo de los restos de su hijo, se pretendía cerrar el caso.

La activista expuso que los seis colectivos de rastreadoras formados a esa fecha, habían recuperado de fosas clandestinas los cuerpos de 200 personas, con reporte de desaparecidas, casi la mitad de ellos ya habían sido identificados y entregados a sus familiares.

 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios