Suscríbete

Cumple taller Gráfica Siqueiros tres años trabajando con internos de penal en Oaxaca

El taller fue fundado por iniciativa del artista César Chávez y contó con el apoyo del pintor oaxaqueño Francisco Toledo, como un método de reinserción social que rompe estigma

El taller Gráfica Siqueiros de la Penitenciaría Central del Estado de Oaxaca celebró esta mañana su tercer aniversario
Foto: Edwin Hernández
Estados 20/10/2020 19:30 Juan Carlos Zavala Oaxaca Actualizada 19:43
Guardando favorito...

Oaxaca de Juárez.— El taller Gráfica Siqueiros de la Penitenciaría Central del Estado de Oaxaca celebró esta mañana su tercer aniversario con la asistencia de artistas como Jerónimo López, conocido como Dr. Lakra, una exposición colectiva de grabados de las personas privadas de su libertad (PPL) y la presentación de un mural.

taller.jpeg

Este taller, fundado hace tres años por iniciativa del artista César Chávez, contó con el apoyo del pintor oaxaqueño Francisco Toledo, como un método de reinserción social que rompe estigma.

Hasta el momento, cuenta con un espacio para exposiciones, un área de trabajo con una prensa o tórculo que se adquirió por las ventas de las obras de las PPL y una biblioteca con más de 400 libros especializados en arte y novelas donados por la Asociación Civil Amigos del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) y artistas plásticos independientes.

centro_penitenciario.jpeg

Las personas privadas de su libertad en este centro de reclusión, también conocido como penal de Ixcotel, han recibido clases sobre las técnicas de esténcil, linografía, serigrafia, dibujo, pintura, mural, tatuaje, monotipo, litografía, acrílicos y se han especializado en xilografía.

grabado.jpeg

Su trabajo se ha expuesto dentro del Centro Penitenciario, así como en galerías de la Ciudad de Oaxaca, en salas de la Ciudad de México, San Luis Potosí, Veracruz, incluso hasta Nueva York y París; han recibido reconocimientos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Congreso del Estado de Oaxaca, y de parte de los maestros artistas Francisco Toledo y Shinzaburo Takeda.

Una de las obras colectivas más representativas es la serie de 40 grabados denominada “Lotería Canera”, donde retratan las experiencias, escenas y los oficios más representativos de la vida en reclusión, acompañados con textos poéticos realizados por las mismas personas privadas de su libertad.

Su última obra colectiva ha sido el mural “Vida y Muerte”, la cual fue presentada hoy en la conmemoración de su tercer aniversario y que representa, según detallaron, el nacer, renacer en la vida misma, “así como aprender a vivir con lo que ya hemos dejado ir”.

mural.jpeg

Dr. Lakra agregó que antes de la pandemia por Covid-19, las personas recluidas en este penal de Ixcotel realizaron grabados a partir de una película de la cual los miembros del taller escogieron las escenas que más les gustaron para representarlas; estos grabados se lograron exhibir el año pasado en el Auditorio Nacional en la Ciudad de México.

“Creo que es súper importante darles: número uno, cosas qué hacer para que no estén en el ocio, y también conocimiento para que tengan herramientas físicas con las cuales puedan hacer algo, algo que les pueda ayudar en un futuro, y también la cuestión artística, para que ellos expresen sus sentimientos”, señaló.

Para este artista, el trabajo que se realiza en el taller es genuino porque no sólo hay personas con mucho talento y energía, sino porque lo realizan sin ninguna expectativa o para ganarse la vida, lo que hace a sus obras muy interesantes.

taller_carcel.jpeg

César Chávez, fundador del taller Gráfica Siqueiros, explica que el surgimiento de esta iniciativa dentro de la Penitenciaría Central de Oaxaca fue gracias a la voluntad de artistas oaxaqueños, de las autoridades y de los mismos internos.

En estos tres años, dijo, se han dado muchos resultados como exposiciones en la Ciudad de México y la participación de grandes artistas. Ahora la idea, agregó, es expandir el taller y que las autoridades vean que este tipo de proyectos funcionan muy bien para la reinserción social de las personas privadas de su libertad.

grabados_0.jpeg

“La intención fue dejar el ocio en el interior, el ocio es muy grave. Que puedan trabajar desde sus pensamientos y sentimientos, algunos ya estaban identificados con el arte, pero el 80% inició aquí en el taller. Creo que uno de los chicos cierra el ciclo de reinserción porque salió hace un año y aprendió hacer grabados, ahora imparte un taller en un penal de Querétaro”, comentó.

“La idea del taller no es que salgan 20 o 30 artistas, sino que se vinculen con el arte, sus pensamientos y sentimientos”, expresó César Chávez.

apr
 

Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos